Reducir la violencia, desafío para América Latina: OEA

Notimex

México., 17 de febrero de 2015.- El secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, afirmó que uno de los desafíos en la región de América Latina es reducir sustantivamente la violencia interna de los países.

Al ofrecer la conferencia “Retos y Perspectivas de las Relaciones Hemisféricas”, dentro del foro “México en el Mundo. Diagnóstico y Perspectivas de las Relaciones Internacionales” que organizó el Senado de la República, indicó que a pesar de que no tenemos conflictos armados, las muertes por violencia se ubican entre los primeros lugares en todo el mundo.

Insulza Salinas enfatizó que no seremos creíbles como región de paz, si en un país de América Central mueren al día por violencia el doble de los seres humanos que en Irak o en Siria.

Expuso que otro tema indispensable para la política exterior es el fortalecimiento de los estados nacionales como condición indispensable para el desarrollo.

El secretario general de la OEA destacó que América Latina y el Caribe comparten grandes problemas como la violencia, la delincuencia y la criminalidad, así como la desigualdad.

“Aunque que no somos, ni con mucho, la región más pobre del mundo, sí la más injusta, por lo que resolver esos problemas significa fortalecer la nacionalidad”, subrayó.

Consideró que los graves problemas de divisiones internas, polarización interna, y un proyecto nacional significa consensos mínimos al interior de las sociedades que buscan proyectarse al mundo, porque de hacerse de forma fracturada no es la mejor condición para pesar en el crecimiento internacional.

El político chileno comentó que en la era de la globalización necesitamos abrirnos más al mundo, toda vez que aún es insuficiente, aunado a que las debilidades de nuestra propia integración nos hacen perder competitividad.

Por ello indicó que el desafío es alcanzar presencia y responsabilidades mucho mayores en la escena internacional como región, evitando ser arrastrados a conflictos similares a los que se viven en otras regiones del mundo, lo cual significa definir claramente nuestros intereses; y por eso nuestras prioridades nacionales en la política exterior.

Señaló que a través de la política regional se debe consolida un continente de paz y ello supone concluir los conflictos que aún subsisten, como en Colombia.

Insulza Salinas consideró que el anuncio del restablecimiento de relaciones diplomáticas entre Cuba y Estados Unidos abre paso a un proceso de normalización, que eliminaría un foco de tensión innecesaria.

También se pronunció por fortalecer y dar plena vigencia a instrumentos como el Tratado de Tlatelolco a fin de hacer realidad el compromiso de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe (Celac) de 2014, de convertir a América Latina y el Caribe en una zona de paz.

Finalmente, expresó que la región debe proteger los recursos naturales y compartirlos de manera racional, en beneficio de todos los pueblos; pues aseveró que si bien no somos el continente que mayor deterioro presenta en este rubro, si somos uno en el que el medio ambiente se deteriora más rápidamente.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.