Retienen a talamontes chiapanecos en Santa María Chimalapa

Patricia Briseño

Oaxaca,Oax.-25 de febrero de 2015.- Comuneros de la Congregación de San Francisco La Paz, Santa María Chimalapa, en el Istmo de Tehuantepec,  retuvieron ayer a  tres chiapanecos cuando estaban talando en un paraje de alrededor de 200 hectáreas de selva alta, en el núcleo agrario ilegal denominado La Reforma, aproximadamente 10 kilómetros  al sur de San Francisco, donde están asentadas en unas  60 familias en chozas.

 Por acuerdo de la asamblea general de comuneros de Santa María Chimalapa se decretó el arraigo comunitario indefinido de los tres talamontes chiapanecos y se exigió de la presencia del gobernador, Gabino Cué Monteagudo, para que frente a estas comprobadas provocaciones del lado chiapaneco, explique a la comunidad, la razón de sus recientes intentos de presionar a las autoridades chimalapas a “llegar a un acuerdo y una tregua con el gobierno de Chiapas”.

 Entre los retenidos están  Oscar Gordillo –líder fundador de la llamada Coalición de Defensa de la Zona Noroeste de Cintalapa y reiterado invasor de terrenos comunales chimalapas- quien junto con otras dos personas fueron entregados por la Asamblea de San Francisco La Paz, en presencia del presidente del comisariado de bienes comunales de Santa María Chimalapa, Ildelberto Mendoza.

 De acuerdo con el Comité Nacional para la Defensa y Conservación de Los Chimalapas (CNDyCCh), red plural de la sociedad civil, fundada desde hace más de 23 años, la invasión en la zona ocurre a pesar de existir suspensiones de plano emitidas por la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) y por el Juzgado Sexto de Distrito, en contra de todo acto en territorio comunal, de parte del gobierno de Chiapas, incluyendo los municipios de  Belisario Domínguez, Cintalapa y Ocozocuatla.

 El organización civil sostuvo que el gobierno estatal y su consejero jurídico, “no han hecho ningún reclamo formal al respecto, siendo los comuneros chimas los que han tenido y están teniendo que efectuar riesgosas movilizaciones pacíficas para detener los  intentos de “reinvasión  y depredación”.

 La agrupación exige que  el gobierno de Oaxaca y el federal, castiguen con todo el peso de la Ley a los tres talamontes retenidos, consignándolos por delitos de ecocidio y despojo; que el gobierno de Oaxaca defienda real y honesta y firmemente, el territorio chimalapa y la soberanía estatal.

Asimismo rechaza estar solicitándole “treguas” a los comuneros, avalando con ello las reinvasiones y provocaciones, provenientes de madereros y ganaderos chiapanecos; exigió desmembrar el campamento del paraje La Reforma; así como ubicar y desarmar a los grupos armados de corte  paramilitar,  “el Ejército Chamula” de la zona Los Ocotones, y el que ha venido apareciendo recién, por los parajes La Hondonada y Agua Fría.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.