Conducir hablando por celular es comparable a manejar ebrio

*En el 2014  se registraron 784 infracciones por incurrir en esta práctica nociva

Maira Ricardez

Oaxaca, Oax., 02 de marzo de 2015.- De acuerdo a un estudio reciente, solo 2.5 de cada 10 personas mexicanas está libre de la atadura al teléfono celular; 55 de cada 100 poseen un móvil inteligente (smartphone) o tableta, que emplean -sobre todo- para enviar y recibir mensajes y para hablar por teléfono.

El Gabinete de Comunicación Estratégica (GCE) estableció a través de un estudio, que únicamente 23.6% de la ciudadanía no posee un móvil y esto ha llegado a significar también un riesgo al volente, pues no hay la cultura ciudadana para reconocer el riesgo que implica conducir y hablar por teléfono simultáneamente, indicó el Comisario de Tránsito Municipal de Oaxaca, Agustín Guzmán.

En solamente este febrero 2015 en el municipio de Oaxaca fueron infraccionados 3,510 automovilistas y de estos 40 iban hablando por teléfono mientras conducían. 155, mientras que durante el 2014 fueron aplicadas un total de 784 infracciones por este mismo concepto.

Ciertamente dijo el funcionario, los percances más graves son resultado de conductores que manejaban ebrios, la cifra oscila entre el 5 y 8% del total de percances registrados, pero son estos los más fatales, los que regularmente tienen muertes como saldo., sin embargo el uso de distractores, entre ellos el celular,   también son alarmantes.

La prohibición del uso del celular al momento de conducir ya está establecida en el reglamento en Oaxaca de Juárez-precisó- y quienes conducen tienen que saber que si desacatan la norma tendrán consecuencias, «no es que los agentes de vialidad pretendan molestar al automovilistas, es solamente afianzar las normas de civilidad para que Oaxaca pueda tener un desarrollo promedio» , apuntó Agustín Guzmán.

De acuerdo a estudios realizados en diferentes partes del mundo, los automovilistas tienen cinco veces más probabilidades de sufrir un accidente cuando hablan por teléfono celular. Esto independientemente de si usan o no el accesorio de manos libres.

Según especialistas de la Universidad de Toronto, el peligro de conducir mientras se habla por un teléfono celular es comparable al que implica conducir habiendo bebido alcohol.

Investigadores de la Universidad de Utah, en Estados Unidos, encontraron que hablar por celular reduce la capacidad de reacción 9% para frenar y 19% para disminuir la velocidad, además de que la percepción de distancia varía 24%.  Esa capacidad de reacción, que equivale a la de un conductor  o conductora de 70 años que no habla por celular es debido a que la conversación por teléfono contamina el proceso de análisis del cerebro.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.