Denuncian omisión de docentes ante lesiones de niña

Citlalli López

Oaxaca, Oax., 11 de marzo de 2015.- El pasado 8 de diciembre de 2014 Damaris Bustamante, quien cursaba el primer grado, sufrió una fractura de cráneo, al interior de la Escuela Primaria Benito Juárez de esta capital.

A pesar del dolor intenso que manifestaba la escolar de seis años de edad, los docentes omitieron dar aviso a sus familiares o canalizarla a algún centro hospitalario, para su atención y revisión médica.

Hoy, la familia demanda sanción a la maestra del grupo, Soledad Ramírez, y al director Enroque Cerero Gudiño, para evitar que nuevos casos como ese se repitan, pero en represalia, directivos han amenazado de expulsar del colegio a la estudiante.

Eduardo Bustamante, hermano y tutor de Damaris, relató que el 8 de diciembre de 2014, la escolar se presentó de manera normal al plantel educativo, alrededor de las 10 y media de la mañana, en el momento del recreo, Damaris, como después lo relataría ella misma, fue tirada por un estudiante de quinto grado, cuando este la tomó por los hombros para impulsarse y saltarle por encima.

Además de caer al piso sobre ella, también cayó el cuerpo del otro estudiante y a pesar del profundo dolor que la escolar manifestó a sus docentes, lo anterior no fue reportado a los tutores, ni fue canalizada para su revisión y atención médicia.

Fue hasta las 12 y media de la tarde, a la hora de la salida, cuando una de las tías, quien pasó a recoger a la escolar, dio aviso a su madre y a su hermano.

Y más tarde, al presentar vómito y mareo fue trasladada a urgencias del IMSS, en donde le hicieron una intervención de urgencia, debido a que presentaba fractura en el cráneo y tenía un coágulo de sangre alojado en la parte izquierda del cerebro.

Durante una semana, la estudiante quedó una semana internada en el hospital, para continuar la recuperación y observación, a la par, la familia asistió a la escuela para solicitar una explicación sobre lo sucedido y solicitar la reparación del daño.

A través de un acuerdo, el padre de familia del niño responsable de la fractura de Damaris, se comprometió a solventar los gastos médicos.

Para recibir el recurso, se organizaron eventos en la escuela, para recaudar fondos y ayudar a la familia, sin embargo ante la iniciativa de la familia de dar un seguimiento jurídico al tema, el director del plantel se mostró en una actitud intimidatoria, para que no continuara sobre esta ruta.

En este sentido, la familia fue amenazada de que si continuaba con esta línea, la estudiante sería expulsada del plantel.

La familia llamó a las demás madres y padres de familia a poner atención respecto de este caso, ya que, dijo, este mismo podría repetirse.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.