Emiten recomendaciones para prevenir contagio de hepatitis

Notimex

México., 2 de marzo de 2015.- Las medidas higiénicas y dietéticas son factores importantes a seguir en caso de padecer hepatitis, enfermedad que se caracteriza por la inflamación del hígado, alertó el experto David Paz Cabrales Balderas.

El médico adscrito al departamento de Medicina Preventiva de la Secretaría de Salud Jalisco indicó que dicho mal puede presentarse por cuestiones fisiológicas, por algún problema de funcionamiento del órgano y en algunas ocasiones, por el abuso de sustancias como el alcohol.

En entrevista, indicó que, en el pasado, a pacientes con hepatitis se les aislaba y se le lavaba la ropa de manera exagerada; en la actualidad se apoyan con medidas higiénicas y dietéticas.

Lo anterior, debido a que “el aporte nutricional es sumamente importante, no existe un tratamiento específico, y la enfermedad puede prevenirse por medio de la vacunación, la cual se aplica a los niños recién nacidos”.

Cabrales Balderas resaltó que las medidas higiénicas son el principal escudo contra la enfermedad, por lo que es muy importante el lavado de manos antes de comer y después de ir al baño, y “esta práctica ayudará a prevenir enfermedades como la hepatitis y la influenza”.

El especialista detalló que cuando se padece la hepatitis se presenta malestar general, fiebre, escalofríos, ausencia de apetito, náuseas, vómito y diarrea.

Clínicamente, explicó, el paciente presenta un aroma bucal muy característico a dulce, se le conoce como aroma de manzanitas; además, adquiere color amarillo en la piel y en las conjuntivas.

El especialista refirió que existen diferentes clasificaciones de la enfermedad, de acuerdo a sus características como son la tipo A, B y C.

La hepatitis tipo A, precisó, es una infección que se genera de manera principal en los niños y se presenta cuando estos tienen contacto con heces fecales.

“Pueden presentarla cuando asisten a guarderías o centros escolares, los contagios son principalmente en el verano, las heces y la temperatura son los factores condicionantes para la aparición de dicha enfermedad, además el agua contaminada hacen que se infecten los alimentos y el ingerirlos puede ser un mecanismo de trasmisión”.

En tanto, la hepatitis tipo B es aquella que se trasmite por fluidos como sangre, saliva, sudor, semen, fluidos vaginales, leche materna y lágrimas, agregó.

“Este tipo de padecimiento se encuentra con mayor frecuencia en los centros penitenciarios, donde el asentamiento es muy común en este tipo de personas”, mencionó el experto del sector salud estatal.

En el caso de la hepatitis C se adquiere por vía sanguínea, a través de transfusiones, cortaduras, pinchaduras y normalmente se presenta en personas que se encuentran en los reclusorios, por prácticas de tatuajes o perforaciones, así como las personas que reciben diálisis.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.