Exigen padres de 43 normalistas la aparición de sus hijos con vida

Redacción

México. 26 de marzo de 2015. Poco más de 2 mil 500 de personas, principalmente sindicalistas como los electricistas, los telefonistas y principalmente el magisterio disidente, así como activistas de movimientos urbano populares y algunos estudiantes, se reúnen en torno al Ángel de la Independencia para marchar con los familiares de los 43 normalistas desaparecidos desde hace seis meses en Iguala, Guerrero, que está tarde realizarán un mitin en el Monumento a la Revolución.

Encabezando la movilización que comenzó al borde de las 17:00 horas, el señor Epifanio Álvarez, papá del normalista desaparecido Jorge Álvarez, comentó que su única demanda es que les informen «dónde están nuestros hijos»; después de eso nos toca «limpiar el país,» para que nuestros nietos ya no vivan como estamos viviendo nosotros que puedan salir a la calle sin miedo, porque ahora te da miedo ver al gobierno por ahí, porque ya no sabe uno ni de quien cuidarse.»

Acompañado de jóvenes sacerdotes y monjas, el padre Alejandro Solalinde señaló que lo posiblemente sucedido a los 43 normalistas de Ayotzinapa «es un hecho criminal, es un hecho de lesa humanidad que no puede prescribir pero también es un crimen de estado. La desaparición forzada tan presente en México y tan sancionada por la comunidad internacional, supone que la persona ha sido cazada porque es disidente o algo, la privan de su libertad, es insultada, maltratada, la torturan, la asesinan, la descuartizan y luego la desaparecen; no dejan un sólo rastro, ni siquiera un ADN. Eso significa la desaparición forzada,» advirtió.

Los Hijos por la Identidad y la Justicia, contra el Olvido y el Silencio (H.I.J.O.S.) llegaron al Ángel de la Independencia portando globos colorados en forma de estrella, a los que les dibujaron una tortuga, «porque Ayotzinapa es lugar de tortugas y a los normalistas les dicen los tortugos», expresaron sobre todos las jóvenes que también tienen a su madre o a su desaparecidos, aseguran que guardan esperanzas de la aparición de los estudiantes de la normal «Raúl Isidro Burgos», porque así pasó con algunos de sus padres: «entendemos su esperanza de encontrarlos con vida, aunque parece que van contra la corriente porque todo mundo habla de muertos, de cenizas, de huesos, pero nosotros los apoyamos en su exigencia de presentación con vida» de los normalistas. (Con información de MVS).

 

 

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.