Lactancia materna estimula coeficiente intelectual en la adultez

Notimex

México., 18 de marzo de 2015.-  Especialistas de Brasil confirmaron un vínculo a largo plazo entre la lactancia materna y la inteligencia, por lo que recomiendan a las madres amamantar a sus bebés para que en la edad adulta tengan un mayor coeficiente intelectual.

La lactancia materna tiene beneficios claros a corto plazo, pero aún no se habían establecido sus efectos futuros sobre las personas, por lo que especialistas decidieron evaluar si la duración de este tipo de alimentación está asociada al coeficiente intelectual (IQ).

Para ello, especialistas en investigación estudiaron los casos de tres mil 500 personas en todos los ámbitos de la vida en la ciudad de Pelotas, en el sur de Brasil, primero con información sobre la lactancia materna en la primera infancia.

Posteriormente, estudiaron el coeficiente intelectual, el nivel educativo y el ingreso de participantes a los 30 años de edad.

Los científicos, dirigidos por el doctor Bernardo Lessa Horta, de la Universidad Federal de Pelotas, encontraron que las y los bebés que fueron alimentados con leche materna durante seis meses o más, tienen un mayor coeficiente intelectual en la edad adulta.

Los resultados, publicados en la revista especializada The Lancet, confirman que la lactancia es la mejor alimentación para infantes ya que no sólo proporciona beneficios para la salud física sino que también estimula el desarrollo del intelecto.

Se estima que hay muchos factores diferentes, ajenos a la lactancia materna, que podrían tener un impacto en la inteligencia, por lo que los investigadores trataron de descartar las principales causas como la educación de la madre, el ingreso familiar y el peso al nacer.

Lessa Horta indicó que este estudio ofrece una visión única ya que la lactancia materna es uniforme a través de todas las clases sociales y explicó que la mayoría de las y los bebés, independientemente de su estrato, fueron amamantados, algunos menos de un mes y otros más de un año.

Refirió que los menores amamantados durante más tiempo lograron mejores resultados en las pruebas de inteligencia en la edad adulta, traduciéndose en que tienen o tendrán más probabilidades de ganar un salario más alto y haber completado una mayor escolaridad.

Especialistas consideran que la leche materna ofrece una ventaja, ya que es una buena fuente de ácidos grasos saturados de cadena larga que son esenciales para el desarrollo cerebral.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.