Llaman a prevenir enfermedades propias del calor

Notimex

México., 26 de marzo de 2015.- Durante la temporada de calor y con la entrada de la primavera, aumentan las enfermedades propias de la estación, tales como diarreas y golpes de calor, dijo la especialista del IMSS, Liliana del Sagrario Villarreal Hernàndez.

Por ello, la coordinadora auxiliar de Vigilancia Epidemiológica del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) exhortó a la población a adoptar medidas preventivas para evitar enfermedades propias del calor.

En el caso de las diarreas, explicó que existen distintas causas y agentes que promueven su desarrollo en esta temporada tales como rotavirus, adenovirus, amibiasis intestinal, tifoidea, cólera, protozoarios y otros organismos, incluyendo salmonelosis.

Dijo que la mejor manera de prevenir contraer estas patologías, es procurar el lavado de manos después de ir al baño y antes de comer, así como higiene extrema en la preparación y conservación de los alimentos, debido a que la vía de transmisión es oral.

Añadió que la mayor complicación de las diarreas es la deshidratación que ocasiona la pérdida severa de electrolitos y minerales necesarios para el funcionamiento orgánico, y con ello puede llevar al paciente a perder el conocimiento (desmayo) o, en situaciones extremas, a la muerte.

Los síntomas de deshidratación, dijo, son, entre otros, ojos hundidos o sin lágrimas, boca seca y saliva espesa, respiración agitada, mostrarse inquieto o irritable, datos de pliegues en la piel, así como fontanela hundida en el caso de lactantes.

Añadió que en esta temporada se debe incrementar la ingesta de líquidos como lo es el agua natural y, por el contrario, disminuir el consumo de bebidas azucaradas.

En infantes y personas adultas se recomienda el suministro del Suero Vida Oral, además de aplicar la vacuna contra rotavirus en infantes de dos a siete meses de edad, misma que está disponible en el Seguro Social.

Por otra parte, la especialista del IMSS insistió en que para prevenir golpes de calor, se debe evitar exponerse de forma excesiva al sol, utilizar ropa ligera y que de preferencia sea de colores claros.

Asimismo, no envolver con cobijas a bebés, si se encuentra en la vía pública permanecer en la sombra y si la temperatura del exterior de la vivienda o el inmueble es mayor que la del interior mantener ventanas cerradas.

Además, se recomienda tomar varias duchas al día para refrescarse, no realizar actividades al aire libre entre las 9:00 y las 16:00 horas y por ningún motivo dejar a las mascotas bajo el sol, ya que podrían sufrir también de insolación.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.