México ocupa el segundo lugar en casos de glucogenosis

MVS

México., 16 de marzo de 2015.- En nuestro país, una de cada 100 mil personas padece glucogenosis, un grupo de padecimientos metabólicos que causan hipoglucemia, convulsiones, altos niveles de colesterol en la sangre y hasta la muerte.

Al respecto, Alejandra Domínguez García, presidenta de la Asociación Mexicana de Glucogenosis, comentó que nuestro país se ubica en el segundo lugar en el número de casos de este padecimiento y la mayor parte se concentra en Monterrey.

“Tenemos una estadística aproximada de un caso en 100 mil, pero hemos visto que en México ha aumentado, es el segundo país con más casos en el mundo, siendo Monterrey una de las ciudades con más población con glucogenosis”.

La glucogenosis es una enfermedad metabólica  de tipo genética –no contagiosa- que se caracteriza por la ausencia o deficiencia de enzimas que participan en el metabolismo del glucógeno; es decir, la fuente de energía derivada de la glucosa que nuestro cuerpo almacena principalmente en el hígado y en el tejido muscular.

Por su parte, Salvador Villalpando, jefe del Departamento de Gastroenterología y Nutrición del Hospital Infantil, explicó que los síntomas van desde hipoglucemias, convulsiones, lento desarrollo y crecimiento e inflamación del hígado por acumulamiento de glucógeno.

Aseguró que aunque las glucogenosis forman parte de las enfermedades huérfanas, han cobrado importancia por la falta de diagnóstico o por el retraso del mismo, lo que ocasiona que las y los pacientes sean atendidos en etapas tardías con graves consecuencias y complicaciones en muchos casos irreversibles.

Indicó que con un buen control metabólico y siguiendo una dieta con base en fécula de maíz con horarios específicos y evitando alimentos con lactosa, fructosa o azúcar, las personas pueden llevar una vida normal.

A su vez, David Weinstein, director de Investigación en Glucogenosis de la Universidad de Florida, comentó que hasta los años 70 la mayoría de infantes que nacían con esta patología morían antes de los seis años, panorama que cambió cuando se descubrió que la fécula de maíz ingerida cruda cada tres o cuatro horas, permite mantener un nivel adecuado de glucemia.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.