Organizaciones sociales principales agresores a periodistas en Oaxaca

Instalan  en Oaxaca  nuevo organismo para protección a periodistas

Rocío Flores

Oaxaca,Oax. 23 de marzo de 2015.- En una inesperada intervención durante la presentación de la Defensoría Especializada para la Protección a Periodistas Defensores y Defensoras de Derechos Humanos,  el periodista Pedro Matías Arrazola, señaló que son las organizaciones sociales las que más han agredido a representantes de la prensa en el estado.

El también consejero de la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca y corresponsal de la revista Proceso en el estado apuntó durante su participación:

“Aunque no fui considerado en el script quiero externar mi punto postura sobre algunos casos que me parece importante nombrar y es una forma de emitir mi postura con respecto a ciertos personajes que se encuentran acá»

“Quiero aprovechar que hay varias organizaciones sociales, destacó Matías Arrazola, que con las supuesta fachada de progresistas  y democráticas  se han convertido en los principales agresores de los y las periodistas.

Aprovechando la oportunidad continuó, “quiero que quede claro que no somos sus trabajadores, ni tampoco somos sus cómplices, nosotros solo cumplimos con la función de  informar lo que sucede, les convenga o no”.

Matías Arrazola detalló que el FPR, el Frente Amplio de Lucha Popular (FALP), la Sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) y otras organizaciones son las principales agresoras de las y los compañeros que están en campo,  se han convertido dijo,  en lo que tanto cuestionaron de los gobiernos autoritarios y caciquiles,  no toleran las criticas, se han vuelto totalmente intolerantes” .

En lo que se refiere a la función de la recién presentada Defensoría para la protección a periodistas apuntó: “ aunque no se le reconoce el mérito al consejo ciudadano, quien fue que lo propuso,  me da gusto que quede establecida”.

Deseó que no sólo se convierta en receptora de casos y les exhortó a que cumplan con la necesidad  de tener mecanismos de protección y que no se convierta en elefante blanco y una simulación del gobierno actual para hacer parecer que se preocupa por la protección a los derechos humanos.

Antes  Razhy González Rodríguez, experiodista y consultor en asuntos de ciudadanía, género y derechos humanos  quien dirigirá los trabajos de esta defensoría,  confió en que el trabajo de esta pueda darse de manera coordinada con representantes de organizaciones.

Detalló que esta nueva Defensoría  contará con una área jurídica que brindará la asesoría necesaria a quien se encuentre en esta situación, un área de Psicología que dará acompañamiento a la víctima, un área de Seguridad que establecerá los planes estratégicos y un área de Investigación de campo que va a recabar información tanto para el área jurídica como la de seguridad.

Se prevé que sus actividades de este organismo inicien en los primeros días de abril informó González Rodríguez.

Por su parte el defensor Arturo Peimbert  Calvo informó durante su intervención, que esta defensoría especializada surge con la premisa de atender la necesidad de condiciones adecuadas para el desempeño de la labor periodística y de defensa de los derechos humanos, en condiciones mínimas de seguridad.

La existencia de esta Defensoría, única en su tipo señaló Arturo Peimbert Calvo titular de la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO),  “es en sí misma un cuestionamiento al Estado”. Es un señalamiento claro de que aún no ha logrado establecer prerrequisitos para la construcción de una sociedad democrática.

Esta Defensoría nace por la desatendida necesidad de fincar las condiciones que permitan a periodistas, defensoras y defensores desarrollar su trabajo en condiciones mínimas de seguridad.  Su creación dijo, es de manera intrínseca, una crítica severa a los usos y costumbres de la política mexicana y de la política oaxaqueña.

La Defensoría Especializada en Protección a Periodistas, Defensoras y Defensores de Derechos Humanos  se instaló este domingo; su presentación se da en medio de una severa crisis en materia de Derechos Humanos y de credibilidad de las instituciones.

La Comisión Nacional de Derechos Humanos documentó más de 800 agravios a periodistas del año 2000 al 2013 y resaltó, la falta de efectividad de las instituciones de procuración y administración de justicia para dar con los responsables de los ataques contra las y los comunicadores.

En Oaxaca, entre 2013 y 2014, la DDHPO abrió 19 expedientes de queja y 46 cuadernos de antecedentes relacionados con diversas agresiones y amenazas a periodistas, además de una alerta temprana, en 2014, para que las autoridades garantizaran la integridad física y la seguridad jurídica de las y los periodistas, con el fin de proteger su libertad de expresión y, mediante éste, el derecho de acceso a la información del resto de la sociedad.

Aunque las cifras locales varían según las diversas fuentes, la mayoría ubica a Oaxaca entre los estados con mayor número de agravios hacia las y los comunicadores.

Veracruz, Guerrero, Michoacán, Sinaloa, Oaxaca, Chihuahua, Puebla, Campeche y el Distrito Federal,  se encuentran entre los estados de mayor riesgo para ejercer esta profesión.

La instalación de este nuevo órgano fue realizada en las instalaciones de la DDHPO  en presencia integrantes de representantes de diversas organizaciones como Yesica Sánchez Maya representante de Consorcio para el Diálogo Parlamentario Oaxaca, César Mateos y Flavio Sosa, de la organización Comuna Oaxaca,  Miguel Moreno del Consejo Indígena Popular de Oaxaca (CIPO) y Gustavo Adolfo López Ortega dirigente del Frente de izquierda Revolucionaria (FIR) .

 

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.