Por violaciones al proceso‏, indígena demanda reparación del daño

Patricia Briseño

Oaxaca,.Oax., 31 de marzo de 2015. Un indígena zapoteco de Santa María Lachichina denunció ante la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO) a Agentes Estatales de Investigación, de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), por violaciones al debido proceso , lo que provocó su encarcelamiento durante un año, y ahora pide que le reparen los daños.

Daniel López Flores obtuvo su libertad  luego de pasar un año encerrado por los supuestos delitos de asalto, lesiones y robo, de los cuales fue acusado sin pruebas por una persona de su comunidad, en la Sierra Norte.

 El órgano autónomo intervino en el caso para acelerar el proceso de liberación, pues el expediente del supuesto asalto estuvo seis meses detenido en el Ministerio Público de Talea de Castro, Villa Alta, sin que el indígena pudiera conocer su contenido, además de que nadie se lo tradujo, pues él no habla español.

 La Defensoría, recurriendo al Juzgado Mixto de Primera Instancia, logró que el expediente de López Flores quedara cerrado por auto de libertad al quedar en evidencia las irregularidades en la integración de la averiguación previa, que no arrojó pruebas contra el inculpado.

 El indígena pidió a la Defensoría acompañarlo en su demanda para conseguir que los agentes sean sancionados por el abuso de autoridad pues en un principio lo arrestaron por la supuesta autoría de un asalto, y después lo acusaron de homicidio calificado.

“Los agentes me decían, sabemos que tú participaste, tú planeaste todo, tú fuiste quien le disparó a esta persona”, comentó Daniel auxiliado por un  traductor de idioma zapoteco.

En entrevista comentó que sólo conoce de vista a la persona que lo acusó y que nunca ha tenido una conversación con ésta, ni tampoco ha visto a la parte supuestamente ofendida.

 Aseguró que durante la declaración preparatoria, el juez quinto de lo penal no le asignó un traductor, por lo que no entendió el proceso .

 Agregó que al buscar apoyo legal para salir de la cárcel, dos abogados le pidieron dinero para defenderlo, pero ninguno cumplió con lo convenido. Sólo cuando la Defensoría del Pueblo de Oaxaca demostró a los jueces las irregularidades del proceso en su contra, fue puesto en libertad, resaltó.

 “Me robaron la oportunidad de poder acompañar a mi madre en sus últimos días de vida; estuve en la cárcel por un delito que no cometí y ahora lo único que quiero es justicia”, demandó.

El afectado exige a la Procuraduría General de Justicia del estado, como instancia rectora de la AEI, repare el daño, pues durante un año estuvo impedido para trabajar,  perdió bienes inmuebles, además de que se le restringieron sus derechos ciudadanos.

 

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.