Se capacitan salvavidas de Oaxaca previo a Semana santa

*Previo a las vacaciones de semana santa, salvavidas voluntarias y voluntarios comentan sobre experiencias de guardar las vidas de las personas que disfrutan en el mar

Maira Ricárdez

Santa María Huatulco, Oax.,  6 de marzo de 2015.- En la temporada vacacional que se avecina con motivo de la semana santa, salvavidas voluntarios de la región de la Costa, se preparan para la temporada de mayor afluencia de bañistas del año, con capacitaciones facilitadas a partir de esfuerzos internos de sus compañeros, quienes imparten cursos especializados en el tema con recursos propios.

El salvavidas Reginaldo del Ángel García, con más de 20 años en el oficio de salvar vidas, inició como voluntario desde 1994 y esta labor es tan gratificante como difícil, pues a veces se logra salvar a las personas, pero otras se pierde en esta “lucha franca contra el poderío de la naturaleza”.

El experimentado salvavidas informó que año con año, ante la escasez de programas oficiales, son los mismos salvavidas que cuentan con una trayectoria en esta misión, quienes imparten cursos a sus compañeros sobre actualización de técnicas de rescate y de RCP.

Los cursos se imparten a voluntarios, en comunidades costeras, desde Agua Blanca en Tonameca Pochutla, hasta Santa María Huatulco.

El objetivo de los cursos es preparar a los nuevos compañeros para lograr evitar desgracias en cuerpos de agua.

Cualquiera que lo desee puede convertirse en salvavidas, dijo Reynaldo Reginaldo, sin embargo hay que capacitarse para ello y dependerá de sus capacidades si puede convertirse en salvavidas de rescate en seco, de segundo o tercer nivel.

Siempre hay reglas indispensables, reparó. Las personas que quieren disfrutar de albercas, ríos, playas o mares, deben tener claro que saber nadar es indispensable, no ingresar justo después de comer –pues se corre el riesgo de presentar una congestión alimenticia- , sobre todo dejar en claro la responsabilidad que implica ingresar después de ingerir bebidas alcohólicas.

Finalmente el salvavidas dijo que todas sus experiencias han quedado registradas y para él es una gran satisfacción haber salvado en más de 20 años, decenas de vidas; “La vida no tiene precio, reza la frase, pero siempre el corazón alberga la satisfacción de arrancar prácticamente de los brazos de la muerte a una persona para devolverla a las dichas de la vida”, concluyó.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.