Constancio Carrasco Daza, nuevo presidente de la Sala Superior del TEPJF

MVS

México, 13 de abril de 2015. Con seis votos a favor y uno en contra, del magistrado, Flavio Galván Rivera, el magistrado, Constancio Carraco Daza, obtuvo la presidencia de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.

No hubo necesidad de ir a una segunda ronda, todo parecía ya acordado entre los integrantes de la Sala Superior, por orden alfabético, la magistrada, María del Carmen Alanis Figueroa, fue la primera en emitir su voto y con ello, revelar quién era el candidato a vencer para la presidencia del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.

Con excepción del magistrado Flavio Galván Rivera, que depositó su voto a favor del magistrado Pedro Esteban Penagos López, todos los demás integrantes de la Sala Superior, emitieron su voto a favor de Constancio Carrasco Daza, quien deberá de permanecer en el encargo, hasta que culmine su encargo como magistrado de esta Sala.

Ya en la silla de la presidencia del colegiado y en la cual habrá de estar al igual que todos los demás integrantes, hasta el cinco de noviembre del próximo año, Constancio Carrasco Daza, reconoció que calificaran un proceso comicial federal y locales, con un escenario adverso.

“Ante un escenario social y político, como el que se presenta, sería impropio asumir esta encomienda sin partir de un reconocimiento de la necesidad inaplazable de alcanzar legitimidad y credibilidad en las instituciones del Estado. Es indispensable reconocer que las más duras críticas y opiniones que se exteriorizan en torno a la actividad estatal en general, y a la labor de los órganos electorales en particular, en el contexto de los debates comiciales, son parte de un ejercicio válido en una sociedad que, en forma cada vez más contundente, no vacila en cuestionar el desempeño público”.

Se pronunció por una nueva ley general de medios de impugnación, ampliar los derechos, consolidar la ley reglamentaria del artículo 134 de la Constitución, por la protección de las comunidades indígenas y autonomía técnica y de gestión a la Contraloría Interna.

Ofreció un Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, que emita decisiones justas.

“Los jueces electorales debemos superar la concepción en amplios sectores de la población de que la independencia judicial, la ética, la imparcialidad y la rendición de cuentas, son producto de un discurso artificial para reconocerlos verdaderamente como exigencias mínimas de una sociedad democrática, lo que no puede darse sin el respaldo sólido y genuino de decisiones judiciales justas, es decir, convincentes para el sentido común y políticas administrativas acorde con una sociedad que nos exige hoy más que nunca moderación. El compromiso es mayúsculo”.

En su momento, la magistrada, María del Carmen Alanís Figueroa, que en esa ocasión se buscó la presidencia del Tribunal Electoral Federal, dijo que se va a algunos comicios “convulsionados pero controlados”.

“En una etapa muy difícil en donde, como ya se señalaba, se están aplicando nuevas reglas. Estamos a la mitad de un proceso electoral, de 18 procesos electorales, en algunos aspectos convulsionados  pero controlados”.

En torno a la necesidad de crear nuevos esquemas de protección de los derechos político electorales de los ciudadanos, el magistrado Flavio Galván Rivera, que también no buscó la presidencia, se congratuló por los planteamientos del ahora magistrado presidente, Constancio Carrasco Daza.

“Me da gusto escuchar en sus palabras lo que he postulado en múltiples ocasiones, aunque usted lo orienta de manera importante a la defensa de las comunidades indígenas. He propuesto en múltiples ocasiones la creación de la Procuraduría de la Defensa de los Derechos Políticos del Ciudadano. Hace falta que alguien versado en la materia, se pueda ocupar de la defensa de los ciudadanos. Vemos hoy la, le quitaré el calificativo, lo iba a decir pero la omito para que no tenga que disculparme cuando haya que dictar sentencia, la situación constitucional y legal que viven los candidatos independientes frente a los candidatos de partidos políticos y de coaliciones. Cuánta falta hace esa Procuraduría de Defensa de los Derechos Políticos del Ciudadano”.

Flavio Galván Rivera, también dijo que se necesita un nuevo Código Federal Procesal Electoral.

“Y el otro tema sumamente importante, nuestro Código Electoral, nuestra Ley General del Sistema de Medios de Impugnación, efectivamente, ya es insuficiente, en este momento, necesitamos un código federal procesal electoral o un código nacional procesal electoral o como le quieran denominar, incluida la palabra general. Tenemos que actualizar nuestro asistemático sistema de medios de impugnación”.

Pero frente a los comicios venideros y ante el descrédito que se tiene de las instituciones por parte de la ciudadanía, el magistrado, Pedro sEsteban Penagos López, se pronunció por un esquema de rendición de cuentas claro, transparente.

“Con rendición de cuentas, simple y sencillamente, se puede lograr la confianza ciudadana. Nuestro actuar debe ser totalmente transparente. Soy de los que consideran que debemos responder a reclamos ciudadanos en relación con la austeridad. La austeridad en estas épocas de crisis económica en cuanto a nuestro Gobierno debe tener oídos que, en su caso, la escuchen, porque a veces la sociedad encuentra que nuestro sistema democrático es un poco oneroso, y nosotros debemos de responder a esos llamados, a esa inconformidad para que, en su caso, desde luego, con total transparencia, con rendición de cuentas, logremos la confianza ciudadana”.

Pedro Esteban Penagos López, se sumó a que la máxima autoridad calificadora electoral, frente a los próximo comicios sea un “árbitro y no un jugador más”.

“Estén convencidos de que tienen un Tribunal Electoral que está para realizar su verdadera función, que es el actuar como árbitro en el proceso electoral; no como otro jugador más, como árbitro. El árbitro es aquél que hace su trabajo, realmente, sin hacer más eco que tomar las decisiones que corresponden en cada momento.

Finalmente el magistrado, Salvador Olimpo Nava Gomar, celebró que “para la gravedad que vive el país”, se cuente con un magistrado presidente, que tenga un “amplio consenso”.

“Tenemos líder con amplio consenso en esta Sala.

Este es un mensaje importantísimo, como ya lo han dicho algunos de mis compañeros, para la gravedad que vive el país, para la crisis de legitimidad, para el crimen organizado, para las contiendas que, en ocasiones, van más allá del mero consenso y deliberación democrática”.

 

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.