Integrantes del SNTE lucran con ‘tours’ a DF (Especial)

TEXTO y FOTO: Patricia Briseño

“¡A México!” “¡A México!” “¡Hay lugares a México con la maestra Hilda!” invita uno de los despachadores.

“¡Boletos para México, somos la línea de la maestra Mayra”,  dice otro.

El griterío por la venta de boletos de autobús en la improvisada taquilla se confunde con las voces agudas de un par de señoritas, que también invitan a viajar, pero con el profesor Sebastián, de  SebasTours 22.

Los siete día de la semana, invariablemente, los “taquilleros” se instalan sobre la vía pública, a un costado de la sede de la Sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), para convencer a potenciales clientes  de viajar en autobús, con la “garantía” de la gremial.

 

 

Las “taquillas” son puestos semifijos que ocupan la esquina de las  calles de Armenta y López con Guerrero, en el centro histórico de esta ciudad. Una esquina donde esta una casona antigua, habilitada por la Secretaría General de Gobierno como oficina.

Mesitas plegables de las que cuelgan cartulinas de papel fluorescente, que informan de los horarios de salida, precios y destinos.

Ahí está la firma Viajes Turísticos, Sebastours22, administrada por un supuesto profesor Sebastián quien ofrece viajes sencillos, redondos y especiales con descuentos significativos para el magisterio disidente.

El precio es de 250 pesos por persona, mientras que el de líneas comerciales casi de 600 pesos.

El alquiler de un autobús turístico, del Servicio Público Federal de 42 a 44 asientos, tiene un valor estimado de 24 mil pesos entre        particulares; viaje redondo (incluido el pago de las casetas; diesel y viáticos del operador).

El costo del pasaje en este servicio subarrendado, es de 250 pesos, presumiendo que los 44 asientos hayan sido vendidos, se obtienen 11 mil      pesos. ( De Oaxaca a MéxicoDF, con base en el Monumento de la Revolución )

Considerando, que esta unidad regrese del DF a Oaxaca, con el cupo lleno, se habrán obtenido 22 mil pesos un 24 horas.

Suponiendo que el autobús realice 3 viajes a la semana ( ida y vuelta) con cupo lleno, se habrán obtenido 66 mil pesos, en una semana.

En cuatro semanas ( mes), habrían obtenido 264 mil pesos.

En un año, habrían obtenido 3 millones 168 mil pesos.

El recorrido de los autobuses turísticos, contratados por los y las docentes miembros de la Sección 22, para después subarrendarlos a sus compañeros –o a un tercero- tiene como destino el monumento de la Revolución donde la disidencia magisterial de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) mantienen un plantón representativo desde 2013.

Monumento a la Revolución en DF.

 

TOURS 22

Cómo en cualquier otro comercio, el costo del boleto está sujeto a la oferta y la demanda del consumidor.

El precio del pasaje aumenta cuando se realiza el desplazamiento masivo a la ciudad de México, o cualquier otra entidad o región.

“Entonces, les va mejor; pues a las maestras y los maestros lo que les urge es viajar para llegar a la marcha”, comenta una profesora, que alguna vez usó el servicio.

Sin embargo, dice, “no son pocos los compañeros que se han quejado con sus delegados de que el autobús tuvo fallas mecánicas en el camino; fueron bajados antes del lugar del destino o el conductor  se extravió en la ciudad de México”.

Al momento de  preguntar por las características del servicio, el ansioso vendedor de la Línea Rosa asegura que el boleto incluye el seguro de viajero –pues se trata de vehículos autorizados por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) que prestan un  Servicio Público Federal.

“El costo del pasaje es económico porque nosotros le ‘ahorramos’ al usuario el gasto por uso de una terminal camionera”, justifica.

NOS DESLINDAMOS: DIRIGENTE SINDICAL

El coordinador político organizativo de la Coordinadora Estatal de los Trabajadores de la Educación de Oaxaca (CETEO), Eligio Gómez Hernández se deslindó  de las empresas de transporte y profesores que mantienen un “taquilla” a un costado del edificio sindical, donde despacha la dirigencia sindical.

«No tenemos nada que ver con ellos, no son autobuses de la Sección 22, o al menos, no de sus dirigentes”, sostiene.

Incluso, refirió, la asamblea estatal se pronunció por exigirle a las personas a cargo de la “taquilla” ambulante que se retiren de la puerta, pues ocupan los cajones de “nuestro” estacionamiento.

-¿Pero, son profesores quiénes están subarrendando en servicio para ustedes?

-Pues, eso dice la base  (sindical) pero no me consta, respondió el coordinador de la CETEO.

Reconoce que al seno de la asamblea estatal  se ventilaron las  quejas por parte de los mismos profesores por el servicio de tan mala calidad ofertado por las empresas de transporte turístico- al parecer- administrado por otros docentes.

A nombre de la dirigencia sindical, Gómez Hernández, insiste  que el magisterio no respalda la permanencia de estos vehículos, ni tampoco las “taquillas” porque también afectan a sus compañeros que llegan al edificio a realizar diligencias. 

Incluso, comenta, la policía municipal han retirado varias placas de los carros de profesores porque se encuentran  estacionados en lugares inadecuados al no haber espacio disponible debido a la invasión de estas empresas. 

En su momento, la coordinación de inspección y vigilancia del Ayuntamiento de la ciudad de Oaxaca, intentó retirar la taquilla ambulante junto con el autobuses. Al día siguiente se volvió a instalar el remedo de taquilla con  el supuesto respaldado por la Sección 22, aunque los autobuses aguardan en la periferia hasta la hora de salida, cuando se acercan  la sede sindical para recoger al pasaje.

OTRAS «RELACIONES COMERCIALES»

La relación comercial entre la dirigencia magisterial con fábricas de línea blanca y muebles, aseguradoras, empresas automotrices, líneas de autobuses turísticos,  bancos, útiles escolares con  proveedores específicos, y  casas editoriales, entre otros, es un uso y costumbre al seno de la Sección 22 del SNTE.

La cartera de proveedores de bienes y servicios a la disidencia magisterial, así como las clausulas de los convenios,  es un tema exclusivo y celosamente operado por el Secretario General y la Secretaria de Finanzas de la gremial. Unos cuántos del Comité Ejecutivo Seccional, son enterados de los criterios de elección de las empresas privadas que presumen tener entre sus clientes a la Sección 22, que de entrada garantiza más de 80 mil docentes, clientes potenciales.

Entre los años 2005-2006, la opacidad de este acuerdo fue una de los causas que detonó la escisión al interior de la Sección 22 del SNTE.

Hace nueve años, la entonces secretaria de Finanzas de la gremial, Erika Rapp Soto, denunció al secretario general, Enrique Rueda Pacheco por exigir a los proveedores ingresos millonarios a cambio de ofertar bienes y servicios a la base magisterial.

La denuncia provocó la expulsión de Rapp Soto del Comité Ejecutivo Seccional 2004-2007.

A su salida, se le unieron otros docentes que dos años después consiguieron conformarse en la Sección 59 del SNTE.

 

APUNTES

 El alquiler de un autobús turístico, del Servicio Público Federal de 42 a 44 asientos, tiene un valor estimado de 24 mil pesos entre        particulares; viaje redondo (incluido el pago de las casetas; diesel y viáticos del operador).

El costo del pasaje en este servicio subarrendado, es de 250 pesos, presumiendo que los 44 asientos hayan sido vendidos, se obtienen 11 mil       pesos. ( De Oaxaca a MéxicoDF, con base en el Monumento de la Revolución )

Considerando, que esta unidad regrese del DF a Oaxaca, con el cupo lleno, se habrán obtenido 22 mil pesos un 24 horas.

Suponiendo que el autobús realice 3 viajes a la semana ( ida y vuelta) con cupo lleno, se habrán obtenido 66 mil pesos, en una semana.

En cuatro semanas ( mes), habrían obtenido 264 mil pesos.

En un año, habrían obtenido 3 millones 168 mil pesos.

 

 

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.