Jornaleros de San Quintín inician hoy boicot comercial internacional

Patricia Briseño

Oaxaca, Oax., 10 de abril de 2015.- La Alianza de Organizaciones Nacional, Estatal y Municipal por la Justicia Social del Valle de San Quintín, inicia hoy 10 de abril  un boicot comercial a la empresa Driscoll´s en Estados Unidos y a todos aquellos consorcios que esclavizan y abusan de las personas que  trabajan en el campo de Baja California.

La acción internacional de protesta la complementarán con la realización de una mega marcha de trabajadores del campo, que tiene como objetivo mantener vivo el movimiento por mejores condiciones laborales y sociales.

“Nuestra gente en el Valle de San Quintín sufren muchas violaciones, en varios ranchos hay campamentos donde ni las autoridades pueden entrar, porque lo tienen prohibido. Tienen hasta 10 horas de jornada de trabajo y un salario mínimo de 110 pesos”, señaló Salvador Caballero Julián.

Salvador Caballero Julián, vicecoordinador del Frente Indígena Oaxaqueño Binacional en Baja California explica que Driscoll’s y otras compañías comercializan frutas y legumbres producidas en San Quintín, donde trabajan miles de personas oaxaqueñas.

“En el Valle de San Quintín es temporada de fresa, después sigue el pepino y el tomate cherry”.

Empresas que lamentablemente no tiene conciencia social y han crecido sus emporios a partir de la sangre y el sudor de las y los oaxaqueños.

“Las personas que trabajan ahí dicen que vale la pena sufrir y trabajar  por una causa justa, ya no podemos seguir aguantando a los capataces”.

Uno de los problemas vinculados a la falta de regulación y vigilancia de los ranchos y empresas agrícolas que funcionan en Baja California Norte, es la relación de los dueños con los grupos políticos locales, además de que los políticos también son empresarios.

“Hay gobiernos detrás de esto, en el rancho Los Pinos tiene funcionarios de alto nivel, por lo mismo no hacen nada”.

Durante el pasado fin de semana hubo una protesta en solidaridad con las y los jornaleros del Valle de San Quintín desde Estado Unidos, un grupo de al menos 50 manifestantes obligó a la compañía Driscoll’s a cerrar su centro en Oxnard al norte de Los Ángeles.

 

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.