Por falta de control en concesiones, taxistas llegan a cometer delitos 

Citlalli López/Foto: archivo

Oaxaca, Oax., 20 de abril de 2015.- La falta de control de la Secretaría de Vialidad y Transporte (Sevitra) sobre el servicio de transporte público en su modalidad de taxi permite la renta de concesiones y la contratación de conductores que llegan a cometer delitos dentro de las unidades.

Así por ejemplo, solo un taxi puede llegar a tener hasta tres responsables, quienes en caso de algún accidente y comisión de delitos por parte del conductor, se deslindan de realizar cualquier reparación del daño.

Para muestra, el siguiente caso:

El pasado 5 de abril, un ciudadano, quien solicitó el anonimato, subió a un taxi del sitio Antequera con número 172 que le ofreció servicio colectivo, para el cual no opera su concesión. A bordo iban cuatro personas más, una pasajera y las otras dos, probablemente, cómplices del taxista.

Al llegar a la Central, el taxista de nombre Ezequiel de Jesús Vázquez Merino solicitó un pago de 50 pesos por el viaje, situación que no fue aceptada por el pasajero. En respuesta fue golpeado y despojado de su cartera por parte del taxista, con la ayuda de una de las personas que iba a bordo de la unidad.

Tras lo anterior, los agresores huyeron y a pesar de que el ciudadano solicitó apoyo a la patrulla de la Policía Estatal con número 1602, los elementos no brindaron el auxilio.

Identificado el número y el sitio del taxi, el ciudadano marcó a la base, para denunciar los hechos. Así fue citado para identificar al chofer. En un primer momento el dueño del taxi ofreció tomar medidas y pagar lo robado, sin embargo horas más tarde retiraron el ofrecimiento, confiados en que no habría sanción alguna para el dueño del taxi y su conductor.

Hasta el momento el taxista de nombre Ezequiel de Jesús Vázquez Merino sigue laborando de manera normal en el sitio Antequera.

El ciudadano agredido indicó que a 11 días de lo sucedido no existe una respuesta de parte del encargado de la unidad, ni del dueño, ni del concesionario.

Ahora nadie responde por el asalto y eso se permite porque el taxi tiene un dueño, alguien que renta la concesión y un dueño de la concesión y ninguna de estas personas responde ni da atención a este conflicto.

 

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.