Aseguran casi dos toneladas de carbón vegetal en Nuevo Zoquiápam

MVS

Oaxaca, oax. 21 de mayo de 2015.  La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) aseguró 1.8 toneladas de carbón vegetal en el paraje denominado “Agua del Horno” del municipio de Nuevo Zoquiápam, Oaxaca, debido a que el propietario del mismo no acreditó la legal procedencia del producto forestal.

En recorrido de inspección y vigilancia, personal de la Delegación federal de Profepa en Oaxaca también aseguró 29 piezas de madera  en rollo de Encino (Quercus spp.), con un volumen de 8.90 metros cúbicos, los cuales iban a ser utilizados para elaborar carbón vegetal.

Los inspectores federales de la Profepa, al llegar al citado paraje, constataron la presencia de 90 bolsas de nylon color blanco, las cuales albergaban los 1,800 kilogramos de carbón vegetal seco derivado de la madera de Encino.

Asimismo, se observó el derribo de árboles de Encino (Quercus spp.) por lo que se procederá a realizar los trámites administrativo-jurídicos correspondiente.

Cabe señalar que el carbón y las piezas de madera de Encino quedarán en depositaría en las instalaciones del Comisariado de Bienes Comunales, quienes fungen como Comité de Vigilancia Ambiental Participativa en la región.

Por otro lado, la Delegación federal de la Profepa en Oaxaca clausuró de manera total temporal la apertura de una brecha y un camino en los predios Arroyo del Aguacate y Loma del Nanacate, respectivamente, en el municipio de San Miguel Suchixtepec, por carecer de autorizaciones de cambio de uso de suelo.

Derivado de un recorrido de inspección, personal de la Profepa clausuró el predio denominado Loma del Nanacate, por la apertura de una brecha de saca con una longitud de 100 metros lineales por 3.50 de ancho.

Dicha brecha corresponde a una superficie de 581 metros cuadrados, equivalentes a 0.0581 hectáreas.

La segunda clausura se llevó a cabo, por parte de inspectores federales de la Profepa, en el predio Arroyo del Aguacate por la ampliación y rehabilitación de un camino de acceso a una superficie de 1.95 hectáreas.

Por lo anterior, personal de esta Procuraduría colocó sellos de clausura debido al daño que ocasiona a la biodiversidad y recursos naturales de la región.

Durante la inspección se constató el derribo de árboles de diversas especies, así como el cambio de uso de suelo por aperturas de camino, sin contar con los permisos correspondientes que emite la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.