Daño colateral: Sabina Sabe bajó la cortina en el Zócalo

*10 meses de plantón  fueron desdibujando  ‘Sabina Sabe’ del Zócalo.

Patricia Briseño

Oaxaca, Oax., 13 de mayo de 2015.- Gerardo Carrera, gerente del restaurante Sabina Sabe “Picas de Mezcal”, ubicado en el portal de Flores Magón bajó definitivamente la cortina del local, a consecuencia de 10 meses de presencia masiva de comerciantes ambulantes en el Zócalo de la ciudad.

Sabina Sabe, es un juego de palabras en torno a María Sabina, el “sabe” es por la sabiduría y el sabor de lo que se podía probar en el lugar, tanto en comida como en bebida, estuvo abierto solo 10 meses, refirió Carrera.

El restaurante buscaba refrescar la oferta comercial del Zócalo, le apostaba a recuperar el espacio histórico para las personas jóvenes, que junto con un grupo de emprendedores del sector restaurantero decidió invertir en un lugar a un costado del Jardín Constitución, donde luego de un año de planeación y un mes de operación fue cercado por estructuras de metal, cajas y plásticos.

“10 meses, en los que solo tuve libre un mes y unos días, todo pintaba bastante bien, era el espacio nuevo y llamaba la atención, teníamos un buen concepto”, expresó Gerardo.

Los jóvenes empresarios abrieron su restaurante inspirados en la sacerdotisa de la Sierra Mazateca, María Sabina, el 6 de junio de 2014, sin embargo al mes siguiente el magisterio se instaló en el Zócalo, en el plantón regional-rotativo, en demanda de la aprobación de la ley estatal de educación, demanda aún pendiente ante el Congreso local.

De manera paulatina Gerardo Carrera y sus socios vieron que su establecimiento se fue desdibujando, hasta quedar cercado por estructuras metálicas, lonas, lazos, cajas de cartón.

El tiempo avanzó, el pago del alquiler no dio tregua, el pago de la nómina de 15 personas tampoco, “cubrimos lugares, después nos quedamos con menos, el personal llegó a decirme que se iba porque no recibían propinas, porque no entraba lo que necesitaban, unas personas se fueron por su propio pie y otras aguantaron hasta el final, ha sido complicado”.

Gerardo tuvo finiquitar a sus colaboradoras y colaboradores y bajó la cortina del local en abril pasado.

 

 

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.