Gabino Cué se suma al proyecto ‘Ponte en mi lugar’

Por quinto año, el Jefe del Ejecutivo Estatal encabeza la Audiencia Pública Infantil por los Derechos de las Niñas y Niños, en la que se atendieron a 307 menores provenientes de las ocho regiones del estado.

Redacción

Oaxaca, Oax. 01 de mayo de 2015.- Este jueves, la niña Belén Guadalupe Escobar Gómez, de 9 años de edad, hizo realidad un sueño: sumar al gobernador Gabino Cué Monteagudo a su proyecto “Ponte en mi lugar”, mediante el cual se busca crear conciencia entre la población sobre las principales dificultades que enfrentan las personas con discapacidad física.

Proveniente del municipio de Santo Domingo Tehuantepec y acompañada de su madre Cecilia Gómez Sánchez, la niña Belén llegó puntual a la Quinta Audiencia Pública Infantil por los Derechos de las Niñas y Niños – que se realizó este 30 de abril en el Palacio de Gobierno- para solicitar apoyo al mandatario para su amigo Emir de Jesús Vega Vásquez, de 14 años de edad, quien debido a su crecimiento ya le resulta inservible la silla de ruedas que utiliza, por padecer parálisis cerebral.

Luego de ingresar al histórico edificio donde se desarrollaba la Audiencia Infantil, Belén Guadalupe esperó su turno para ser escuchada por el Jefe del Poder Ejecutivo Estatal, quien estaba acompañado por la señora Mané Sánchez Cámara y su hija Mane Cué,  por funcionarios del DIF y de las dependencias relacionadas con la atención de la niñez que paralelamente atendían a decenas de menores y sus familias, quienes les planteaban múltiples problemas.

 Belén aprovechó la disposición del gobernante para hablarle de su proyecto que busca sumar esfuerzos con las instancias gubernamentales, fundaciones y organizaciones para seguir llevando apoyos a los pequeños, desde zapatos ortopédicos, sillas de ruedas, aparatos auditivos, rampas en las escuelas y todo lo que sea necesario para brindar una mejor calidad de vida a este sector poblacional.

Con gran seguridad, aplomo y alegría reflejada en su rostro, la pequeña Belén, quien actualmente cursa el tercer grado en la escuela primaria “Margarita Maza de Juárez”, de aquella ciudad istmeña, hizo patente la preocupación por sus iguales e inmediatamente recibió una respuesta positiva a su petición.

Además fue respaldada con la entrega de una computadora, la cual le será útil para llevar el registro de las necesidades que presentan otros niños y niñas que requieren de su labor de gestión.

 El diálogo que entabló con su interlocutor fue fructífero para Belén, quien recibió un reconocimiento del gobernante, cosa que le dio mucho gusto a la pequeña: “Me siento muy contenta, porque el gobernador reconoció el trabajo que estoy haciendo, pues la sociedad también se debe involucrar en la solución de problemas o para ayudar a los demás”.

Y además, por la sensibilidad del mandatario y la presidenta estatal del DIF por escuchar lo que piensan las niñas y los niños y juntos construir una mejor calidad de vida a quienes viven en situación de vulnerabilidad.

Ataviada con el traje de la región del Istmo de Tehuantepec, Belén Guadalupe recuerda que su interés por apoyar a este sector poblacional surgió a los siete años, después de que observó un video sobre un niño con discapacidad. Refirió que esto la motivó a apoyar a uno de sus compañeros de la escuela que padece de pie equino, para quien consiguió, con el apoyo del DIF Municipal de Tehuantepec, un par de zapatos ortopédicos.

La labor de conciencia de la pequeña Belén continúo con autoridades de su plantel “Margarita Maza de Juárez”, donde logró que se construyeran cinco rampas para ayudar a las personas con limitaciones físicas. Además, ofrece pláticas en el Centro de Atención Múltiple y en diversas escuelas de la región, donde invita a los menores a respetar a los niños y niñas que tienen alguna limitación física.

“Me gusta convivir con los niños y niñas con discapacidad, porque ellos necesitan más apoyos que nosotros a los que llamamos normales. A pesar de que todos tenemos los mismos derechos y obligaciones, existen otros niños que necesitan más apoyos”, enfatizó la menor.

Con la satisfacción de haber logrado su propósito en este ejercicio que hizo valer su derecho a ser escuchados a 307 menores originarios de las ocho regiones del estado, Belén salió orgullosa del Palacio de Gobierno. “Misión cumplida, el apoyo para mi amigo Emir está comprometido”, susurró con alegría.

 

 

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.