Se cumplen 35 años de la muerte de la poeta Margarita Paz Paredes

Notimex

México., 21 de mayo de 2015.- La poeta y periodista mexicana Margarita Paz Paredes es recordada a 35 años de su muerte, que se cumplen mañana, como una autora preocupada por las personas desvalidas, infantes y los derechos de su pueblo.

Interesada en el amor y en los menesteres sociales, así como en el humanismo y la filantropía, la poeta dejó una cuantiosa obra como muestra de su talento.

Margarita Camacho Baquedano, mejor conocida como Margarita Paz Paredes por los apellidos de su primer matrimonio, vino al mundo el 30 de marzo de 1922, en San Felipe Torres Mochas, Guanajuato, y, según sus biógrafos, estudió periodismo en la Universidad Obrera.

También Literatura en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), donde obtuvo el grado de Maestra en Lengua y Literatura Españolas. En 1975 ingresó al Colegio de Literatura del Instituto Mexicano de Cultura.

Datos publicados por el Diccionario de Escritores mexicanos del siglo XX, señalan que su labor docente se desarrolló en la Escuela Normal Superior y en la Universidad Autónoma del Estado de México, en Toluca.

Paz Paredes, además, colaboró con ensayos y poesías en las revistas Universidad de México, Letras Potosinas, América y Espiral y en los suplementos Revista Mexicana de Cultura y El Gallo Ilustrado, así como en los diarios El Nacional y El Día.

Algunos de sus textos se rebelaron ante la injusticia de las personas oprimidas y fueron simpatizantes de la ideología socialista. Ejemplo de ello son sus libros Voz de la tierra en el que aparecen figuras del campesino y el jornalero y Canto a México, en el que plasmó su preocupación por las cuestiones sociales y su manera de percibir su alrededor.

También se dedicó a escribir poemas largos dedicados a la muerte de sus amigos, luchadores sociales, como Oda a Constantino Oumanski, Elegía a César Garizurieta y Elegía a Gabriel Ramos Millán.

Su lírica amorosa, manejada por su sensibilidad femenina, la llevó a escribir Adán en sombra, noche final y siete oraciones y Lumbre cautiva, en los que también clamó por una liberación de los sentidos, elemento persistente en su obra poética.

El anhelo plural, Rebelión de ceniza, Coloquio de amor y Los amantes y el sueño, son ejemplos de la conjunción de erotismo y naturaleza, aspectos que también permearon la obra de Paz Paredes.

Mención aparte merece su libro póstumo Memorias de hospital y presagio, en el que la autora se identifica con la liberación del dolor a través de la poesía.

Sus datos biográficos refieren que en 1940 se afilió a un grupo de poetisas al lado de Pita Amor (1918- 2000) y Rosario Castellanos (1925-1974). Contrajo nupcias con el escritor y periodista Emilio Abreu Gómez (1894-1971)

En 1955 fue comisionada por la Organización de Estados Centroamericanos (ODECA) para realizar una antología de la poesía contemporánea de Centroamérica. También presentó sus recitales en universidades de México y Latinoamérica.

El trabajo de Margarita significó un reflejo de aquel tiempo, acompañado por una rica gama de matices y abordado desde diversos ángulos. Falleció el 22 de mayo de 1980, en esta ciudad.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.