Sordera, resultado de limpiar oídos con objetos: ISSSTE

Redacción

Oaxaca, Oax., 8 de mayo de 2015.-  La limpieza de los oídos jamás se debe realizar con la introducción de objetos, ya que causan infecciones y lesiones que pueden generar la pérdida auditiva, advierte el especialista médico, Octavio Acosta Barragán.

Explicó que “la falsa creencia de que se debe limpiar el oído con cotonetes causa problemas como tapones de cerilla, accidentes, así como lesiones en la piel y órganos internos que pueden llegar a generar sordera temporal”.

El funcionario del Hospital General del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales para los Trabajadores del Estado (ISSSTE), subrayó que el 10% de las consultas de la especialidad se otorgan por lo que llamó mala higiene y que en muchas ocasiones se efectuó con la introducción de objetos al conducto auditivo.

La manera adecuada de limpiar el oído es en el momento de bañarse, con un poco de agua y jabón, utilizando el dedo hasta donde llegue y no tratando de introducir objetos que al paso del tiempo lastiman el oído.

“En muchas de las ocasiones las personas se introducen no solamente cotonetes, sino las llaves, plumas o tapas de las mismas, servilletas o trapos, entre otros, lo cual al ser la piel del oído muy sensible y delicada pueden crearse lesiones que nos llevarían a infecciones”, agregó.

Octavio Acosta Barragán puntualizó que el oído es un órgano que se limpia solo, ya que al momento de que se tiene mucha cerilla, suele salir de la cavidad y es la única que se tiene que asear.

Al introducir algún objeto al conducto auditivo solamente se empuja la cerrilla y se genera un tapón, que posteriormente no permitirá oír a la persona y así acudirá al especialista.

Entre las afecciones por mala higiene están lesiones de la piel del conducto auditivo que es delgada; sangrados y heridas del oído por introducirse objetos; empujar la cerilla que producirá un tapón; o perforación de la membrana del tímpano, que genera una infección aguda y crónica que lleva a la pérdida del oído.

Los pacientes, dijo, que acuden al especialista es porque ya tienen un malestar que causa una pérdida de la estereofonía, la cual causa tensión, angustia y dolor de cabeza; además de que no se mantiene una modulación de la voz y el volumen de la misma tiende a cambiar.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.