Trabajo doméstico no remunerado es trabajo invisible: Consorcio

Citlalli López

Oaxaca, Oax., 4 de mayo de 2015.- La limpieza del hogar, la preparación de alimentos, el cuidado de hijas e hijos, así como de personas con discapacidad, son labores domésticas que se encuentran invisibilizadas a pesar de que aportan el 21% del Producto Interno Bruto (PIB) nacional.

Estas actividades en un 99% son realizadas por mujeres, quienes desempeñan hasta tres jornadas al día sin una remuneración, indicó Ana María Hernández Cárdenas, integrante de Consorcio para el Diálogo Parlamentario y la Equidad.

Destacó que estas labores generan un déficit de tiempo en las mujeres, que consecuentemente les resta alcanzar oportunidades de empleo o trabajo remunerado en las mismas condiciones que los hombres.

Al no ser reconocido como un trabajo, quienes las realizan no tienen derecho a seguro social o algunas otras prestaciones; el trabajo doméstico dijo, es un trabajo invisible.

“El trabajo doméstico es un trabajo invisible, que no solo es una carga de dobles o triples jornadas, además les resta oportunidades para ingresar a un trabajo remunerado en las mismas condiciones que los hombres”.

El trabajo doméstico no remunerado es definido como el tiempo utilizado en las labores domésticas y los cuidados realizados por las y los miembros del hogar, para producir servicios destinados al consumo del mismo sin obtener un pago o remuneración, y que se encuentra fuera de la frontera de la producción de la contabilidad nacional.

La activista señaló que la conmemoración del Día del Trabajo, celebrada el pasado viernes 1 de mayo dejo fuera la reivindicación a quienes dan un aporte fundamental al crecimiento del país a pesar de que no son retribuidas económicamente.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.