Consumo de proteína mejora fuerzas en adultos mayores

Los hábitos alimenticios en los adultos mayores, como el consumo de proteína, pueden disminuir los problemas de falta de músculo y fuerza aseveró el investigador en Nutrición Geriatría, Heliodoro Alemán Mateo.

El especialista, quien impartirá una serie de pláticas en la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP), dijo en entrevista que México pasa por una transición demográfica en donde se observan cambios en la pirámide poblacional.

Esto, abundó, porque cada vez la tasa de nacimientos ha disminuido en el país, y por las mejoras en las condiciones de salud en la población y eso ha bajado la tasa de mortalidad.

Heliodoro Alemán resaltó que estas mejoras han contribuido a que hoy la población mexicana viva hasta los 73 años en promedio, al referir que tres décadas atrás la gente vivía unos 55 años.

“Este crecimiento en la población de adultos mayores nos pone ante un desafío enorme, no sólo a quienes trabajan en el diseño de políticas públicas, sino también a las universidades, centros de investigación y a las instituciones que otorgan salud y bienestar, porque las demandas de servicios médicos se va a incrementar”, indicó.

Resaltó que si bien las personas viven más, la prevalencia de enfermedades crónico degenerativa es muy elevada, un ejemplo es la obesidad, lo cual trae complicaciones severas en cuanto a la salud.

Alemán Mateo destacó que otra enfermedad crónica es cuando la persona va envejeciendo se producen cambios en el cuerpo y órganos, uno de los cambios que preocupa es la pérdida de músculo, un problema crítico y muy común.

“Datos señalan que el 22 por ciento de los adultos mayores tienen pérdida de la masa muscular, lo que ocasiona que pierda la capacidad para valerse por sí mismo, para moverse y levantarse”, subrayó.

Ejemplificó que las personas llegan a usar cucharas de menor tamaño para alimentarse, levantarse y volver a sentarse representa para quienes ya carecen de la fuerza muscular toda una dificultad.

“Los jóvenes lo pueden ver como raro, ya que a ellos no tienen dificultad el llevarse una cuchara a la boca, levantarse y volver a sentar”, acotó.

Agregó que para un adulto mayor que perdió músculo es un desafío enorme, pero además si la población mexicana es obesa, cuando lleguen a la edad de 60 años van a continuar en esa condición y no tendrá calidad de vida.

“Una vez que pasa eso se pierde calidad de vida, y algunas personas ya no quieren vivir, por los riesgo y complicaciones. Ese será un reto enorme para la familia al atenderlo”, resaltó.

El investigador en Nutrición Geriatría dijo que a pesar de todo esto, hoy se tiene un panorama más alentador en relación con esa discapacidad física, asociada con la pérdida de músculo, ya que puede revertirse.

“Tenemos estudios a nivel internacional donde les damos una mayor cantidad de proteína y mejora la funcionalidad y la fuerza. Estamos entrando en una etapa para el geriatra, nutriólogo, médico internista y la medicina preventiva es muy importante”, destacó.

Subrayó que a través de la nutrición se va a resolver la discapacidad física asociada con la obesidad y la pérdida de la masa muscular.

Ejemplificó que han incorporado requesón a los adultos mayores del norte del país, eso hace que aumente la cantidad de proteína, de ahí, que los adultos mayores al empezar a comer mayor cantidad de proteína comienzan a mejorar la fuerza y ganar músculo.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.