Cué no justifica préstamo de 2,400 millones; Congreso en aprietos

Jaime Guerrero

Oaxaca, Oax. 29 de junio de 2015. El gobernador, Gabino Cué Monteagudo, no ha justificado el destino de los 2 mil 400 millones de pesos que pretende solicitar en préstamo a instituciones bancarias, para el presente ejercicio fiscal y ha metido en aprietos a la Sexagésima Segunda Legislatura, confirmó el Presidente de la Comisión de Presupuesto y Programación, Sergio López Sánchez.

Además, dijo que para darle la autorización al mandatario estatal, la nueva reforma federal de disciplina financiera de estados y municipios, prohíben a gobernadores y alcaldes heredar deuda y contraer obligaciones de pago o empréstitos de forma desmedida y opaca.

Del mismo modo, advirtió que el procedimiento para la autorización no es el correcto porque no es la Comisión de Vigilancia de la Auditoria Superior del Congreso, la instancia facultada para procesar el dictamen de la solicitud de Cué Monteagudo.

Y es que el pasado 15 de abril, el Congreso del estado, notificó que Cué Monteagudo, pidió autorización para contratar un nuevo préstamo, esta vez por  2 mil 400 millones de pesos para el presente ejercicio fiscal y ofreció dejar en garantía los ingresos por participaciones federales, recaudación de impuestos, derechos y otros ingresos fideicomisarios.

Del mismo modo, Cué Monteagudo pidió autorización para que puede contratar un monto equivalente al 2.75 % de los 2 mil 400 millones que pedirá en crédito, para constituir fondos de reserva, la contratación de operaciones financieras de cobertura y los gastos que generen la estructuración, contratación y calificación del financiamiento, así como el pago de comisiones.

El plazo del financiamiento será por 15 años, incluyendo el periodo de gracia que se pacte con los acreedores.

En la exposición de motivos, para el requerimiento de nueva deuda pública Cué Monteagudo solo justificó la disminución de precios y producción del petróleo, así como el recorte de gastos del Gobierno Federal y el negativo entorno macroeconómico.

Los problemas económicos, justifica Cué Monteagudo, han impactado al registrarse un reducción del 2 por ciento en la recaudación federal participable comparada con el ejercicio fiscal 2014.

Sin detallar a que proyectos serían destinados los 2 mil 400 millones de pesos, Cué Monteagudo, justica también que la contratación de la deuda pública es un instrumento utilizado para financiar las acciones del Estado con el fin de satisfacer la demanda de bienes y servicios de la sociedad.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.