Grupo armado asesina a mujer, testigos huyen por miedo

TEXTO y FOTO: Patricia Briseño

Oaxaca, Oax., 19 de junio de 2015.- La Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO) emitió medidas cautelares para garantizar la seguridad e integridad de una familia de Santiago Amoltepec, testigos del homicidio de una mujer a manos de un grupo de hombres habitantes de esa municipalidad de la Sierra Sur.

El organismo autónomo, a través de su representación en la ciudad de Tlaxiaco, pidió la intervención de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) y la Procuraduría General de Justicia del Estado para que se evite cualquier acto que pudiera causar daños de difícil o imposible reparación de las personas que presenciaron el asesinato a balazos de Margarita Roque, indígena mixteca, de 22 años de edad.

Margarita, madre de dos niñas, murió acribillada a balazos cuando sembraba su parcela de maíz, acompañada por sus familiares, en  el paraje Arriba de la Peña, en Amoltepec, la mañana del 3 de junio.

De acuerdo con la versión de una familiar, el  hermano de la víctima también recibió un balazo pero sobrevivió al atentado.

“Al recoger el cuerpo (de Margarita), autoridades municipales encontraron que en sus manos traía los granos de maíz, prueba de que estaba sembrando”, dijo.

Los testigos señalan como responsables del asesinato a Cándido Roque García, Gaudencio Roque Riaño, Modesto Paz Roque, Donaciano Paz Yescas, Virgilio Roque Riaño y Eleazar Roque Hernández.

“Ellos viven en el pueblo. Se pasean, sin miedo a la autoridad, incluso, dos de ellos fueron al entierro de Margarita, a burlarse. Aquel día del funeral fui con el síndico, le pedí que los  detuviera, pero me dijo que tenía que esperar la orden de Tlaxiaco”, sostuvo la testigo.

Según versiones, los victimarios de Margarita son los mismos que  asesinaron
al esposo de ésta, Severiano,  el 12 de diciembre de 2010, por  la aparente disputa de un terreno; el mismo que ella cultivó cuando llegaron a matarla.

Desde 2010 a la fecha Margarita vivió asolada por el acoso de esa parcela; patrimonio que su marido le dejó a ella y a sus dos hijas.

Por lo pronto,  la  familia testigo del crimen huyó de Amoltepec, por el temor de morir asesinadas y asesinados por los  sujetos que cegaron de la vida a Margarita.

Al respecto, el presidente del Centro de Derechos Humanos y Asesoría a Pueblos Indígenas (Cedhapi), Maurilio Santiago Reyes advirtió el estado de indefensión de las víctimas frente a la impunidad de cacicazgos acendrados en comunidades marginadas y de alta pobreza.

“El abuso de poder se alimenta de la omisión de las autoridades encargadas de investigar y procurar justicia; permite la recurrencia de delitos, incluso, al grado extremo del homicidio calificado como este feminicidio”, expuso.

“La investigación y detención de los asesinos del esposo de Margarita se archivó; otro hubiera sido el destino de ella y sus hijas, si los culpables estuvieran compurgando una pena desde 2010. En este caso, no hay pretexto de la autoridad ministerial, ahí están los testimonios de los testigos, puede proceder la detención de los autores materiales”, comentó.

Cedhapi tiene el registro de cuatro homicidios de mujeres ocurridos de enero a la fecha, en Santiago Amoltepec, en la Sierra Sur.

A su vez, la Subprocuraduría de Delitos contra la Mujer por Razones de Genero, reporta 22 homicidios de mujeres registrados en el primer semestre del presente año.amoltepec

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.