Oaxaca, inundada de irresponsabilidad social: arzobispo

Sayra Cruz/Foto: JLP

Oaxaca, Oax., 8 de junio de 2015.- Después de los disturbios de la Sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) junto con organizaciones sociales en la jornada electoral de este domingo, el arzobispo de la Arquidiócesis de Antequera, José Luis Chávez Botello señaló que Oaxaca está inundada de la irresponsabilidad social.

El arzobispo dijo que la quema de casillas, intimidación a quienes participaron en la jornada electoral, violencia, intolerancia, es un examen que reprueba a profesionistas, a la sociedad, a madres y padres de familia.

Aunque no ha señaló directamente a la Sección 22, refirió que sus acciones y lo que están realizando dentro de su jornada de boicot y paro indefinido no corresponden a la participación social rumbo a la reconciliación y paz que requiere Oaxaca.

Ante la violencia e irresponsabilidad, urgió un diagnóstico serio de las autoridades, de quienes son responsables, junto con la participación social, donde tengan injerencia decisiva la iniciativa privada, “porque urge que todas y todos participen sin evadir sus ámbitos de responsabilidad”, señaló Chávez Botello.

“Al dañar el bien común no se busca la justicia y la demanda de derechos, las personas siguen confiando, lo dice el dicho popular ‘la confianza muere al último’. Tenemos que hacer algo más constructivo, parece que en Oaxaca y en varias partes del País estamos a la expectativa de quien hace algo mal, para manifestar la inconformidad pero no actuamos, parece que respondemos y nunca hacemos amistades sin hacer el esfuerzo por reconciliarse”.

Al emitir su voto, el arzobispo de la Arquidiócesis de Antequera pidió a todas las personas responsabilidad y cumplir con su encomienda, sin permitir dañar a las demás personas.

Chávez Botello acudió a la casilla básica 556 en la calle Jesús Carranza, cerca del Carmen Alto, donde votó a las 9:30 horas de este domingo.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.