Exoneran a Gutiérrez de la Torre de lenocinio y trata de personas

MVS

México, 9 de julio de 2015.- Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre, ex dirigente del PRI capitalino, no irá a la cárcel por la supuesta red de prostitución que presuntamente fraguó al interior de ese instituto político, toda vez que las investigaciones de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) no demostraron la participación del político en los delitos de lenocinio y trata de personas.

La víspera, la dependencia a cargo de Rodolfo Ríos Garza, entregó al Juez 14 de Distrito de Amparo en Materia Penal, la resolución en torno al expediente de investigación contra Gutiérrez de la Torre, quien obtuvo la protección del Poder Judicial Federal a inicios de año.

Aún queda por conocer la respuesta del juez federal, quien determinará si la PGJDF cumplió con el ordenamiento de concluir ambas averiguaciones previas y determinar si procedía  la consignación o  el no ejercicio de la acción penal, informaron autoridades de la institución.

Pese a que la Procuraduría capitalina apeló el amparo otorgado al político priista, el Séptimo Tribunal Colegiado analizó el caso y concedió la razón al Juez que lo otorgó, ya que consideró que la tardanza del Ministerio Público para definir la situación jurídica del inculpado, violentaba sus derechos fundamentales.

Aunado a ello las investigaciones quedaron en stand by desde octubre pasado, es decir, no se practicó ninguna otra diligencia aun cuando la institución capitalina manifestó que todavía existían pruebas por desahogar, situación que no demostró ante el juez de Amparo.

Una vez que el juzgador se pronuncie, en torno al cumplimiento de su instrucción, se conocerá entonces de manera oficial la situación jurídica de Gutiérrez de la Torre, quien de ser eximido representará el principal revés jurídico para la PGJDF, en lo que va de esta administración.

También quedó otro cabo suelto, el de Priscila Martínez, a quien el reportaje de Noticias MVS ubicó como la principal enganchadora de mujeres que acudían a pedir trabajo, para saciar los caprichos sexuales del priista.

Desde un inicio se confirmó por contraste con el audio completo que obtuvo la reportera “infiltrada”, de la falsedad en sus declaraciones al señalar que a la periodista le ofreció dinero para realizar la grabación con acusaciones  que involucraban a su jefe en la red de prostitución.

El objetivo, según Priscila, era perjudicar a Gutiérrez de la Torre por impedirle escalar en la estructura del partido político, lo que interpretó como una venganza.

Lo cierto es que en la grabación de más cuatro horas, no se aprecia ninguna edición o sugerencia entre reportera y enganchadora, lo que demuestra su falsedad e intento de confundir a la autoridad ministerial, encargada de la investigación.

En síntesis, un año tres meses transcurrieron sin que la PGJDF encontrara elementos de prueba para inculpar al político priista, quien sabedor de los tiempos jurídicos, exhibió lo que la dependencia nunca reconoció, debilidad en la investigación y falta de contundencia, situación que ahora lo tiene tranquilo y de vuelta, sin ninguna complicación legal.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.