Padre de jornalero busca a su hijo

Patricia Briseño

Oaxaca, Oax. 13 de julio de 2015. El oaxaqueño José Cortés Gutiérrez, padre del joven jornalero Juan Carlos, busca a su hijo en el noroeste del país sin saber nada de su paradero desde hace más de dos meses.

Impulsado por el amor incondicional a su hijo de 22 años, Cortés Gutiérrez salió en mayo pasado del municipio de Unión Monjas, distrito de Miahuatlán, después de perder contacto con su hijo, cuando éste le reportó –vía telefónica- que viajaría de Guaymas a Hermosillo, Sonora, a la pizca de la uva.

En entrevista telefónica, José explicó que él y su hijo son jornaleros agrícolas, ambos viajan por temporadas a los campos de Baja California Norte, Baja California Sur, Sinaloa y Sonora.

“En abril, me enfermé y regresé a Oaxaca, pero mi hijo se quedó trabajando acá en la frontera; el 2 de mayo me llamó para pedirme permiso de seguir a la pizca de la uva; viajaría con  cuatro paisanos ( oaxaqueños), un centroamericano y otros, de Sonora”, expuso.

Sin embargo, Juan Carlos no volvió a reportarse a casa, por lo que su papá viajó de Monjas, a la ciudad de Oaxaca con rumbo  a Sonora.

Dijo que ha recorrido las ciudades de Obregón, Empalme, Culiacán, Guaymas, Hermosillo y Nogales, siguiendo la ruta que posiblemente siguió su hijo.

“Ya puse una denuncia en Culiacán (Sinaloa), Obregón, Hermosillo (Sonora), he estado recorriendo cada municipio y las autoridades sólo me dicen que están investigando, por eso he decidido buscarlo por mí propia cuenta”, refirió.

“Desapareció sin dejar rastro”, refirió .

Durante la búsqueda de su primogénito, José ha pedido aventones a traileros, se subió al tren, ha caminado varios días, fue victima de un asaltó, lavó coches, duerme en los parques y come con el apoyo de almas caritativas .

“En este lugar (Sonora) ahora tienen una temperatura de 40 grados; una vez me deshidraté, pero unas personas me salvaron la vida”.

“Llegué a Guaymas, estuve tres días solo en el parque preguntando a la gente. También ahí repartí volantes”, relató José.

El cansancio y falta de dinero no lo desalientan a José Cortés, pues sigue firme en su determinación de encontrar a su hijo, a quien califica como lo más grande de su vida.

Recordó  que la última llamada que recibió de Juan Carlos fue distinta a otras, “me habló cortante, no dio detalles, luego colgó. Juan Carlos no es así, siempre es bromista y alegre, como los jóvenes oaxaqueños”.

El 23 de junio, Juan Carlos cumplió 22 años  tiene una madre y dos hermanas que lo esperan en Oaxaca.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.