Papa juzgará a obispos por negligencia en abusos

Notimex

Ciudad del Vaticano, 2 de julio de 2015.- Clérigos mexicanos destacaron aquí la decisión del papa Francisco de crear un tribunal vaticano que juzgará a obispos por negligencia en la gestión de los casos de abusos sexuales contra menores y reconocieron que era necesario “para evitar la menor tentación” de ignorar las denuncias.

Los arzobispos de Yucatán, Gustavo Rodríguez Vega y de Durango, José Antonio Fernández Hurtado, coincidieron en aceptar que han existido casos de colegas suyos que han ignorado los reclamos de las víctimas.

“Si se requiere esta autoridad superior por encima de nosotros porque estamos tan cercanos a los sacerdotes, tan ligados a ellos, tan necesitados de ellos que en un momento dado podemos caer en la tentación de ignorar una falta tan grave como estas que se han cometido”, dijo Rodríguez Vega.

“(Era necesario) para que no quepa la menor tentación, que sepamos que nosotros no tenemos la última palabra y podemos ser juzgados. Es muy oportuno y para bien de todos”, agregó.

Insistió que el establecimiento de esta nueva estructura es “muy oportuno” porque en diversas ocasiones no se ha cumplido con el deber de escuchar a las víctimas y sancionar a los sacerdotes, lo cual ha provocado que “exista mucha gente reclamando y pidiendo que se ponga atención a esto”.

Consideró que se trata de una respuesta certera del Papa Francisco, quien ha determinado que cuando se verifiquen estos casos no sólo se tenga en cuenta al sacerdote infractor sino también a su superior, el obispo.

“En México se han dado casos aislados y creo que los obispos han sabido atenderlos en la manera esperada, es decir poniéndose de parte de la víctima, apoyándola, a la familia y haciendo la debida denuncia tanto a las autoridades eclesiásticas como civiles”, estableció.

El pasado 10 de junio el Vaticano anunció el establecimiento, dentro de la Congregación para la Doctrina de la Fe, de un tribunal que se encargará de analizar las denuncias contra obispos por mal manejo en las denuncias de abusos sexuales contra menores por parte de sacerdotes o religiosos.

La medida no tiene precedentes. Hasta ahora los obispos solían comparecer sólo en raras ocasiones y ante la solicitud de diversos organismos vaticanos, pero no en forma de juicio canónico, como será de ahora en adelante.

Por otra parte el arzobispo duranguense, Fernández Hurtado, calificó la decisión como “muy buena” porque va en la línea de la “tolerancia cero” con casos de pederastia que han hecho sufrir a la iglesia.

“Este tribunal en el que se llamará a obispos que encubran me parece algo muy correcto, para que haya mucha más atención. A veces no hay encubrimiento pero si se pueden dejar las cosas, por negligencia. En esto el papa me parece que ha dado un paso más, muy eficaz y oportuno”, opinó.

Sostuvo que cada día se va mejorando cada vez más en este tema y se analiza aspectos como la selección con seguimiento de equipos interdisciplinarios de psicólogos, para evitar que se “cuelen al seminario personas con estas tendencias”.

Subrayó la importancia del trabajo preventivo y el reforzamiento de la conciencia que se debe tener una actitud “totalmente expedita y transparente” en la atención de los casos, para que la Iglesia tenga credibilidad.

“En Durango he encontrado que todavía se quiere mucho al sacerdote y yo les digo a ellos: No abusemos; debemos seguir la línea del papa Francisco de la sencillez, la transparencia y de estar cerca de la gente”, ponderó.

 

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.