Porfirio Díaz, inspiración de historias y letras doradas

Patricia Briseño

Oaxaca, Oax., 2 de julio de 2015.- El general Porfirio Díaz Mori ha sido honrado en el territorio oaxaqueño, al darle nombre a infinidad de planteles escolares, avenidas, calles, recintos académicos y localidades.

La figura del prócer oaxaqueño es reconocida en su tierra natal, a pesar de que algunos lo sigan considerando un dictador, por ser presidente de México durante 30 años.

El nombre del general Díaz está inscrito en letras doradas en la sede del Poder Legislativo, ubicado en el municipio conurbado de  San Raymundo Jalpan, junto a otros próceres de origen oaxaqueño, como Benito Juárez, Ricardo Flores Magón, José Vasconcelos y Margarita Maza, entre otros.

El municipio de Miahuatlán de Porfirio Díaz, asentado en la región de la Sierra Sur, acuñó ese nombre, pues ahí fue donde habitantes del lugar, conocidos como “los cuerudos”, ganaron a los franceses, el 3 de Octubre de  1866, dirigidos por el general Porfirio Díaz.

La escenificación de la batalla es una tradición anual, que antecede a la festividad de esa municipalidad serrana.

Integrantes del Ejército Mexicano de la 44° Zona Militar y lugareños encarnan a los ejércitos imperialista y republicano, en un paraje muy cercano a “La Pilastra”, zona histórica donde se realiza cada año el acto cívico e izamiento de bandera para conmemorar la gesta heroica de sus paisanos al mando de Porfirio Díaz.

Los miahuatecos no sólo obtuvieron esta victoria por parte del general, sino que además decidieron utilizar su nombre para la cabecera municipal.

A la fecha, persisten historias urbanas que reclaman la oriundez del expresidente de México, tal es caso de las y los pobladores de la comunidad de  San Sebastián de las Flores, en el Valle de  Etla, al poniente de la capital del estado.

Aquí los ancianos dicen tener parentesco con el general por sus apellidos de Díaz o Cervantes, parientes lejanos o cercanos de los Díaz Mori, asentados en esta agencia municipal del valle de Etla.

El cronista de la localidad, Eduardo Alonso Hernández, declaró en su momento a la prensa que reconstruyó el árbol genealógico de los Díaz Mori, con base en testimonios documentales del archivo municipal.

“Don Porfirio (Díaz) sí nació aquí, al igual que sus hermanos. Su madre era de Magdalena Yodocono y su padre de Guadalupe, Etla. Pero se vinieron a establecer en el rancho La Borcelana, sobre el Camino Real a Etla”.

“Lo que pasa es que “Borcelana” quiere decir bacinica y los Díaz Mori no quisieron que se burlaran de ellos, que les dijeran ‘¡ahí vienen los bacinicas!’, por eso siempre dijeron que nacieron en la ciudad de Oaxaca”, comentó el anécdota.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.