Condena Defensoría presencia fuerzas federales en Oaxaca

Patricia Briseño

Oaxaca,Oax., 18 de agosto de 2015.- El presidente de la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo, Arturo Peimbert Calvo consideró que la presencia de las fuerzas federales y policiacas en las calles, es una señal del fracaso de la política.

Al rendir el tercer informe de actividades de la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca, el titular del organismo,  apuntó que de agotarse esta vía, rebasadas las instituciones, divorciadas de la sociedad, lo que quedaría es un escenario de confrontación y violencia que nadie desea.

“Hoy las autoridades están obligadas a comprender la historia y percatarse de que cuando se agotan todas las vías, lo que sigue es la insurrección”, subrayó.

Al frente de un auditorio superior a cien invitados, entre funcionarios estatales, autoridades municipales, organizaciones de la sociedad y colectivos, el defensor resumió un año de trabajo al frente del organismo autónomo.

Salud, alimentación, mujeres, niños, niñas, conflictos territoriales, laborales, agresiones a defensores, periodistas, fueron los temas abordados por el Peimbert Calvo.

Consideró que el fracaso en la política pública educativa está directamente vinculada con  “el fracaso en la política económica, social y agropecuaria en México y en Oaxaca 

Subrayó que la realidad confronta a la política gubernamental de derechos humanos cuando ésta es rebasada por la imposición de la Policía Federal y el ejército en las calles, “síntoma inequívoco de que la política misma fue rebasada”.

Al inicio de su intervención, Peimbert Calvo cuestionó –una vez más- la paradoja que la calle de los Derechos Humanos,donde está la Defensoría, está copada por agentes armados, y sus letrinas. “Clara y grave alegoría que nos dice a gritos que en el país y en el estado están fracasando las políticas de derechos humanos”.

El ombudsman oaxaqueño consideró que la fuerza jamás podrá ser un recurso legítimo de la autoridad para frenar el adelanto de la ciudadanía, por lo cual los gobernantes deben acelerar el paso para alcanzar a la vanguardia social, en vez de detener el avance democrático.

Al término del informe, fuera de programa, ciudadanos y ciudadanas tomaron la palabra para cuestionar el desempeño del defensor y exigieron una auditoria a su administración .

 

Foto: Diario Marca

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.