Descubren cenote abajo de pirámide de Kukulkán

MÉXICO, D.F., 13AGOSTO2015.- Esta mañana Arturo Iglesias Mendoza, director del Instituto de Geofísica de la UNAM, y René Chávez Segura, investigador de la misma institución, presentaron los resultados de la investigación en el templo de Kukulcán, en donde descubrieron la existencia de un cenote debajo del templo, a través de una tomografía eléctrica 3D en la pirámide del Castillo. En la imagen, el equipo de investigación de la UNAM y la INAH en la pirámide del Castillo de Kukulcán, en Chichén Itzá. FOTO: INSTITUTO DE GEOFÍSICA UNAM /CUARTOSCURO.COM

Notimex

México, 14 de agosto de 2015.- Con el descubrimiento de un cenote abajo de la Pirámide de Kukulcán, en Chichén Itzá, se abren interrogantes para el estudio de la cultura maya pues aun cuando existe la certeza de que existe, no ocurre lo mismo en el caso de sus dimensiones.

El investigador René Chávez, del Instituto de Geofísica de la UNAM, subrayó que el camino para llegar a ese hallazgo fue largo pues fue necesario retomar diversos conocimientos y prácticas efectuadas anteriormente en ese sitio arqueológico de la Península de Yucatán.

Fue así como se decidió utilizar métodos geofísicos que pudieran determinar las irregularidades del interior de la pirámide, detalló el especialista de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Durante la presentación del hallazgo en la Casa de las Humanidades, el científico detalló que para probar los métodos que emplearían en la pirámide también conocida como El Castillo, se hicieron pruebas previas en otra ubicada en el mismo sitio llamada El Osario.

En ese lugar ya se conocía una oquedad en el interior de la construcción, así como una escalinata que conducía a ese hoyo, por lo que los métodos utilizados fueron probados primero en esa estructura.

Posteriormente se diseñaron unos electrodos específicamente para no dañar la Pirámide de Kukulcán, con los que se obtuvieron parámetros que en los resultados se mostraban como colores, en donde el rojo representaba cavidades y el azul, agua, entre otros aspectos.

De esta manera se tuvo conocimiento del cuerpo de agua que se ubica de bajo de una parte de la pirámide El Castillo.

Ahora corresponderá a los arqueólogos responder las preguntas que este hallazgo deja abiertas, como si los mayas tenían conocimiento de ese cuerpo de agua antes de edificar la pirámide o no, lo que contribuirá en profundizar en el conocimiento de esa cultura, dijo René Chávez Segura.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.