Hijos de migrantes retornan a Estados Unidos

Niñas, niños y jóvenes. hijos de migrantes de Oaxaca, vuelven a Estados Unidos para el inicio de clases en ese país vecino

Marco Antonio Pérez Ángeles

Oaxaca, Oax., 09 de 2015.- Durante los últimos días de este mes de agosto ha incrementado el número de niñas y niños que retornan a su hogar, viajan a Estados Unidos.

Son hijas e hijos de migrantes oaxaqueños que en este periodo vacacional aprovecharon para visitar y conocer a sus familiares que viven en diversos municipios de la entidad oaxaqueña.

Don Silviano Agustín Arreola Cruz, originario de Sola de Vega,  asistió este fin de semana al aeropuerto a dejar a sus nietos Axel de 11 años y Yael de 13 años de edad, quienes coincidieron en viajar con menores de edad de otras poblaciones para abordar el avión a la ciudad de México en donde harán otra conexión para continuar su viaje a los Ángeles California.

Don Silvano relató visiblemente emocionado que no conocía a sus nietos, pues nacieron en Estados Unidos.

“Estuvieron muy contentos los niños, no los conocíamos ahora que supieron que ya es tiempo de regresar hasta lloraron, querían quedarse más tiempo pero tienen que regresar, los esperan su mamá y su papá y la escuela…”

Don Silvano cuenta que sus nietos, a pesar de que viven en ese país vecino, hablan español aunque entre ellos dialogan en inglés.

El papá de los pequeños es contratista en el campo y los niños nacidos en los Estados Unidos tienen el compromiso de echarle ganas a la escuela y volver a Sola de vega el próximo año durante el periodo vacacional de verano.

Don Silvano se limpia las lágrimas que le brotan en los ojos al observar a otros niños que van acompañados por sus familiares y que también viajan a Estados Unidos.

“Mis nietos viajan solos”, comenta con un tono de voz que refleja su tristeza, aunque  señala que  estuvo contento pues conoció a sus nietos.

“Hasta bailaron chilenas en dos o tres fiestas a las que fuimos”, dice don Silvano con nostalgia y la esperanza de que el siguiente verano vuelvan sus nietos al pueblo ubicado en la Sierra Sur de Oaxaca, de dónde un día partió su hijo hacia Estados Unidos y dónde hasta el día de hoy mantiene, a pesar de la crisis,  sus terrenos para trabajar en su pueblo pues reconoce “para pasar de mojado está duro”.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.