Sufren indígenas enormes barreras de acceso a la salud: ONU

Notimex

Naciones Unidas, 10 de agosto de 2015.- La población indígena en el mundo enfrenta enormes “barreras estructurales” de acceso a los servicios de salud, que incluyen aislamiento geográfico, pobreza, discriminación, racismo y falta de entendimiento de sus culturas, denunció hoy la ONU.

En un informe difundido en conmemoración del Día Internacional de los Pueblos Indígenas, conmemorado cada 9 de agosto, la ONU destacó que estas barreras generan severas diferencias entre las expectativas de vida de los pueblos originarios con los de personas no indígenas de un mismo país.

Titulado “El Estado de los Pueblos Indígenas en el Mundo”, dedicado este año a la salud, el texto refirió que el deficiente acceso a estos servicios generan entre los pueblos originarios elevada prevalencia de enfermedades infecciosas y más altas tasas de desnutrición y mortalidad infantil.

Asimismo, resaltó que los pueblos indígenas tienen mayores probabilidades de sufrir de abusos de sustancias, así como de depresión y de otros desórdenes mentales, que sus contrapartes no indígenas.

Wu Hongbo, secretario general adjunto para asuntos económicos y sociales de la ONU, señaló en el prefacio del informe que, además, muchos sistemas de salud en el mundo no reflejan las prácticas sociales y culturales de los indígenas que habitan ese país.

“La condición de salud de los pueblos indígenas es severamente afectada por sus condiciones de vida, sus niveles de ingreso y sus tasas de empleo, de acceso a agua potable, servicios sanitarios y médicos, y su disponibilidad de alimento”, apuntó Wu.

Por su parte, en el evento en que fue presentado el informe, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, sostuvo que los pueblos indígenas padecen mayores tasas de diabetes, abusos de drogas y alcohol, y más suicidios juveniles.

“Están entre las personas más pobres de sus países y, en muchas naciones, esa brecha de pobreza entre indígenas y grupos no indígenas se está acrecentando”, advirtió Ban.

El documento, que incluye un balance por regiones, explicó que en Centro, Sudamérica y el Caribe se reportan alzas en las tasas de infección del VIH-Sida entre comunidades indígenas, así como explotación económica de mujeres de estos grupos étnicos y falta de información sobre salud.

“La salud e integridad personal de las personas indígenas está en riesgo durante toda su vida: desde la infancia, cuando enfrentan altas tasas de mortalidad, como durante toda su existencia, cuando experimentan mayor prevalencia de enfermedades y muerte prematura”, asentó el texto.

Sobre México, el informe resaltó que 80.6% de la población indígena de ese país es considerada “extremadamente pobre”, con tasas de mortalidad materna elevada en los estados con mayor concentración de pueblos autóctonos.

Subrayó que las personas que viven en las zonas rurales de los estados de Guerrero, Chiapas y Oaxaca (con el más alto porcentaje de población indígena en México) tienen 181 por ciento mayores probabilidad de morir de enfermedades prevenibles que las poblaciones urbanas de esas entidades.

El informe mencionó también varios esfuerzos regionales por abatir las barreras que dificultan a las poblaciones indígenas acceder a servicios de salud, como el programa “Salud y Nutrición para los Pueblos Indígenas”, del gobierno mexicano, que contempla personal con capacidades interculturales.

La ONU también sostuvo que el Programa Nacional de Salud 2007-2012 de México promovió políticas interculturales, un aumento en el uso de medicinas ancestrales y la combinación de prácticas médicas con conocimientos indígenas tradicionales.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.