Urge Defensoría garantizar atención a pacientes con enfermedades crónicas renales

Patricia Briseño

Oaxaca, Oax., 25 de agosto de 2015.- La Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO) emitió medidas cautelares a favor de 48 pacientes con enfermedades crónicas renales, dirigidas a los Servicios de Salud del estado, para que les garanticen atención médica en forma inmediata.

A la vez, solicitó a la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) su intervención en el caso del Hospital de Regional de Alta Especialidad de la Secretaría de Salud,  informó el coordinador general de Defensorías, Juan Rodríguez Ramos.

En entrevista,  el abogado  expuso que al organismo defensor acudieron 48 pacientes con enfermedades crónicas renales y sus familiares, quienes denunciaron que desde el viernes 21 de agosto les fue negado el servicio de diálisis peritoneal y hemodiálisis por personal del Hospital de Alta Especialidad, del gobierno federal,  pues la institución “se declaró incompetente por falta de medicamentos, instrumental quirúrgico  y personal de enfermería”.

“Pacientes y familiares aseguran que la dirección del Hospital, ubicado en el municipio conurbado de San Bartolo Coyotepec,  por medio de trabajadoras sociales, les informó de la suspensión del servicio al tiempo que les pidió abandonar la institución”.

Estas personas refieren ser de escasos recursos y apelan a su derecho humano a la salud, por lo que pidieron la intervención del órgano defensor para el restablecimiento de su tratamiento, “pues necesitan recibir el tratamiento de diálisis y hemodiálisis tres veces a la semana, y la falta de atención pone en riesgo su vida e integridad física”.

En Hospital de Especialidades les cobran una cuota de 780 pesos por el servicio de hemodiálisis o diálisis, y 500 pesos por la aplicación de una inyección para evitar infección virales.

La Defensoría remitirá también la queja a la Comisión Nacional de Derechos Humanos, pues el Hospital Regional de Alta Especialidad depende del gobierno federal, para que dicha Comisión investigue las posibles violaciones a los derechos humanos de los pacientes renales.

Además, el organismo defensor  oaxaqueño realizará un proceso de acompañamiento para corroborar que los pacientes tengan la atención correcta.

La Defensoría de los Derechos Humanos emitió el 9 de mayo del presente año la recomendación 8/2015 dirigida a la Secretaría de Salud, porque acreditó violaciones al derecho humano a la salud y la vida de personas que viven con enfermedades renales crónicas, pues la dependencia estatal no garantiza el acceso a servicios de salud y medicamentos.

La DDHPO requirió que, mientras se realiza este proceso y se crea el servicio, se garanticen la atención de los pacientes renales mediante su canalización a hospitales de tercer nivel, y en su caso, se generen condiciones jurídico administrativas para que se cubran los gastos que cause esa atención en clínicas del sector privado.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.