Fiscalía investiga caso de bebé fallecida y entregada 2 días después

Patricia Briseño/Foto:Internet

Tlaxiaco, Oax,.10 de septiembre de 2015.- La Fiscalía General del Estado ( FGE)  inició el legajo de investigación 2639TX/2015, por el caso de Griselda Aguilar Guzmán, una mujer indígena quien denunció al personal médico del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS),ubicado en esta municipalidad, por obligarla a ingresar al hospital, provocarle un parto, y dos días después entregarle a una bebé muerta.

En entrevista, el fiscal regional de la Mixteca, Claudio Miguel informó que la institución tuvo conocimiento de la muerte de la recién nacida, cuando los familiares de la afectada pidieron a la Fiscalía su intervención para reconocer y recuperar el cuerpo, debido a que en el IMSS les negaron éste derecho.

Aseguró que el Seguro Social,  en este caso, no dio vista a la Fiscalía del deceso de una persona.

“Para nosotros son importantes los exámenes periciales, debido a que la madre de la occisa,  y su abuela, aseguran ocurrió un negligencia”, asentó.

El represente social informó que a la niña fallecida se le practicó la necropsia legal. Peritos en disciplinas de medicina legal forense realizaron los pruebas periciales, para conocer las causas del deceso y la prueba de parentesco.

Subrayó que a petición de los familiares que sospechan les hayan cambiado a la niña dentro del IMSS, “las periciales también incluyen el análisis del ADN”.

Ayer el lector conoció del caso de Griselda, mujer indígena de 19 años de edad, quien fue obligada por una enfermera del IMSS a ingresar a la institución a pesar de no presentar dolores de parto.

De acuerdo con la madre de Griselda, Adelina Guzmán Hernández, el jueves 3 de septiembre, una enfermera llegó a la comunidad de San Miguel Progreso ( a una hora del centro de Tlaxiaco), para llevarse a  Griselda al IMSS, dónde ella es beneficiaria por el Seguro Popular.

“No tengo dolores de parto. Creo le faltan días para nacer a mi bebé”, argumentó Griselda.

Pero la enfermera ignoró a la derechohabiente, pues “tenía la  orden de llevarla ante los doctores “

Ante la insistencia, la familiar de la madre primeriza pagó el alquiler de un vehículo particular por el traslado; llegó con  su hija al IMSS, de la ciudad de Tlaxiaco, donde la esperaban.

En el hospital, un médico y una enfermera se encargaron del monitoreo de la joven madre. “Entre ellos, decían que la bebé nacería muy bien”, relató doña Adelina.

Un día después, decidieron provocarle  el parto a Griselda a pesar de su resistencia.

Al  llevarse a Griselda  a la sala de expulsión, doña Adelina se distrajo para ir a  comprar un medicamento requerido para la intervención. Pero, al regresar le negaron el derecho de estar en la sala de institución.

Fue en la calle, donde se presentó el médico y le dijo, que el parto de Griselda se  había complicado, y la bebé había fallecido durante el alumbramiento.

Al exigir ver el cuerpo de la bebé,  le mostraron un cuerpo pequeño, pero envuelto en una sábana. Tampoco le permitieron acercarse a reconocerla.

Al paso de las horas, y luego de recibir el acompañamiento legal del Centro de Derechos  Humanos y Asesoría a Pueblos Indígenas (Cdhapi) de la región Mixteca, los familiares de Griselda acudieron a la Fiscalía para solicitar la diligencia que les permitiera la recuperación del cadáver , y reconocer  a la pequeña fallecida, dos días después de fallecida.

El  fiscal regional de la Mixteca, Claudio Miguel garantizó que la oficina de la Fiscalia General del estado estará al pendiente de los resultados que arroje el dictamen pericial, para determinar que sucedió la madrugada del 5 de septiembre dentro de la sala de expulsión del IMSS, en la ciudad de Tlaxiaco.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.