Rechaza IEEPO amago de la Sección 22

*No se descarta descuentos si se llega a realizar el paro que planean para el próximo viernes, indicó el director, Moisés Robles Cruz

Patricia Briseño

Oaxaca, Oax., 30 de septiembre de 2015.- El director del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca, Moisés Robles Cruz reiteró su desacuerdo a la decisión del magisterio oaxaqueño de realizar un paro general de labores educativas que afectará el derecho a la educación de alrededor de un millón 300 mil niñas, niños y jóvenes.

La Sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) acordó en asamblea estatal suspender labores educativas y administrativas durante 24 horas, el próximo viernes 2 de octubre.

En entrevista, el funcionario estatal convocó a la comisión negociadora de la gremial, adherida a la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) a la reflexión, regresar a la normalidad y evitar el desgaste de sus bases.

“Es tiempo que el magisterio reflexione, se adecue a la nueva realidad; hay cosas del pasado (paros y plantones) que ya no pueden aplicarse”. Agregó, “la resistencia va finalmente a desgastarlos más a ellos”.

Advirtió “está claro que quien no labora, no debe recibir un salario y así debe hacerse”.

Robles Cruz sostuvo que la reciente reestructuración administrativa del IEEPO (el  21 de julio pasado) le permitió al gobierno estatal la recuperación de las áreas de supervisión, que ante un eventual paro de labores, garantizará conocer quien faltó a sus labores, turno y lugar de adscripción.

Incluso, adelantó, el amago de un segundo paro de labores, previsto para el 12 de octubre, por las entidades que constituyen a la CNTE, se “afinan el mecanismo para la supervisión”.

A su vez, el funcionario rechazó el emplazamiento de la gremial, anunciado por el secretario general de la Sección 22, Rubén Núñez Ginés, quien exigió la reinstalar una mesa de negociación para convenir la atención a sus requerimientos, de orden administrativo y jurídico, con el IEEPO.

Ya no es mesa de exigencia y de negociación como lo había venido pidiendo cíclicamente ( la Sección 22).

Ante el amago del magisterio disidente de “una  negociación inmediata”, Robles Cruz respondió “aquí esos verbos ya se tienen que acabar, esto deben de ser de diálogo; un diálogo transparente y abierto”.

“Ahora es tiempo de hablar dentro del marco de la ley, de cara a la sociedad y con una agenda previa de temas establecidos para no llegar con base en la movilización a pretender obtener lo que se quiera, eso debe quedar en el pasado”.

“El verbo del magisterio de la Sección 22 era exigir. Una frase muy trillada fue “exigencia es inmediata”, y ahora les decimos bueno aquí su tiempo ya se acabó”, concluyó.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.