Siembra perdida en Yogana

Citlalli López

Oaxaca, Oax., 12 de septiembre de 2015.- Sembradas en Santiago Yogana,  Ejutla de Crespo, quedaron desplomadas sobre tierra que se levanta como polvorón, Domingo Martínez se abre paso entre la milpa, desprende las hojas que cubren el brote de elote que solo alcanzó a crecer 10 centímetros, “esto es siembra perdida”, expresa aguantando la preocupación.

Contrario a lo que esperaban, al inicio del ciclo agrícola primavera-verano las lluvias no llegaron y en consecuencia la sequía sembró el encarecimiento y el desabasto de maíz.

De acuerdo con la las campesinas y campesinos, quienes ahora se ven obligados a comprar el grano básico, en la última semana este sufrió un incremento de un peso por kilo.

“¿Qué va a hacer la gente del campo, cómo va a subsistir si la siembra es la única fuente de abasto de los alimentos?”, cuestiona Domingo.

Valentín Hernández Méndez, presidente municipal de Yogana, señala que en días pasados se terminó el maíz que compran a la Conasupo, porque entre la población hubo mucha demanda.

“Todos están comprando, pero hace una semana subió un peso el kilo, el bulto de 50 kilos subió 10 pesos, antes costaba 225 pesos y ahora cuesta 240”.

Yogana es uno de los 100 municipios que hasta la última semana de agosto se encontraban en el reporte de siniestros por sequía de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa).

De las 472 hectáreas de cultivo que existen en Yogana, el 90 por ciento fue pérdida total, sin embargo la aseguradora solo se comprometió a pagar el correspondiente a 90 hectáreas, explica Bulmaro Ramírez García, comisariado ejidal de este ayuntamiento ubicado en el distrito de Ejutla.

La información otorgada por habitantes es contradictoria, con lo que establece el reporte oficial solicitado a la Sagarpa, en donde se señala que las 472 hectáreas aseguradas sufrieron afectación.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.