Antes de irse de vacaciones, legisladores realizan ‘autocrítica’ por impuntuales

 

Jaime Guerrero

Oaxaca, Oax., 01 de octubre de 2015.- Antes de irse de vacaciones, las y los diputados de la LXII Legislatura, se curaron en salud. Este 30 de septiembre, al fenecer el segundo periodo de sesiones del segundo año de ejercicio, hicieron de lado la Ley Orgánica del Poder Legislativo, se auto-exhortaron a llegar a las sesiones y permanecer hasta su término y al tesorero para que en caso de incumplimiento les descuente el 10 por ciento de la dieta correspondiente.

Las buenas intenciones provinieron de la diputada del PRI, Lilia Mendoza Cruz, porque aún con el exhorto aprobado, tras 5 horas de espera, iniciaron la última sesión del segundo periodo ordinario de sesiones del segundo año legislativo.

Así, al cerrar su segundo año de ejercicio, las y los diputados se dieron cuenta de su impuntualidad e inasistencias, violando sus propias leyes y reglamentos.

Frente a 36 de 42 de sus homólogos, Mendoza Cruz, justificó que por respeto a los ciudadanos que les dieron confianza, “porque si bien todos cumplen, no falta el negrito en el arroz, un diputado que viene, grita, plantea, incurre en protagonismo y después de ello se retira de las sesiones como el día de hoy”, asestó al referirse al diputado del PSD, Manuel Pérez Morales.

Mendoza Cruz, citó el artículo 66: “los Diputados que faltaren a las sesiones sin licencia o causa justificada, dejarán de percibir las dietas correspondientes al tiempo de sus faltas; al efecto, la Secretaría llevará una lista de faltas con la cual dará cuenta a la Legislatura en sesión secreta el día último de cada mes o la víspera si este fuera feriado; aprobada la sanción, se comunicará a la Tesorería de la Legislatura para que haga los descuentos”.

Sin embargo, admitió, suceden hechos como en la pasada sesión que se aprobaron dictámenes por falta de quorum. “Con ello se demuestra que parte de las críticas que se sostienen a éste Congreso, demos el fundamento para que se hagan”, admitió.

El panista Gerardo García Henestroza fue más allá y pidió el 100 por ciento de descuento.

“Que se descuente también a quien llega tarde”, reforzó, Zoila José Juan, del PRD, mientras que el diputado del PUP, Santiago García Sandoval, pidió respeto a la gente que esperan las sesiones por sus asuntos.

“A nosotros nos dan café y pan, pero a ellos, quién les da algo”.

Sin medir los efectos de sus palabras, el diputado del PRD, Anselmo Ortiz García, concedió que el fondo eran las actitudes de los diputados y diputadas. “Lo que falta es un tesorero de altura”, lanzó.

En evidente confrontación y revancha, la también diputada del PRD, Juanita Cruz Cruz, atajó:

“Decir con mucho respeto que alguno de los diputados que han hecho el uso de la palabra y se quejan del tesorero, pero han sido de los más beneficiados con una enorme nómina en éste Congreso. En este Congreso hay tres o cuatro diputados que se benefician con una nomina muy grande y reciben muchos beneficios y muchos de ellos son de mi fracción parlamentaria”, asestó.

“Por eso 24 diputados y diputadas hemos pedido informes a la Secretaría de Finanzas de la cantidad de recursos que han llegado a ésta Cámara y nos informen los recursos que ha administrado porque es penoso que alguno y una coordinadora andan buscando a sus diputados para desistirse de sus firmas”, completó.

Desde su curul, Sergio Andrés Bello Guerra, del PAN –de los menos productivos- cambio el tema y preguntó con dejo de sorna: “¿si nos permitirán ir al baño?”.

Fieles a su estilo, los priístas, Gustavo Díaz Sánchez y Fredy Gil Pineda Gopar, soltaban a gritos: “Cállate Jaime Maussan y orina antes”.

En medio de discusiones, el diputado del PT, Rafael Arellanes Caballero, criticó la impuntualidad de los integrantes de la Mesa Directiva, por iniciar impuntualmente las sesiones ordinarias.

Ortiz García, pidió incluir en el exhorto que las y los diputados llegaran puntuales. Hubo resistencia del PRI, sin embargo en la votación el PRD, PAN, PUP y PT, vencieron.

No obstante, aprobado el acuerdo para sancionar a quienes se ausenten, el diputado del PRD, Félix Serrano Toledo, partió sigiloso, fue el primer desacato.

Así, antes de irse de vacaciones y a un año de culminar su encargo, las y los diputados de la LXII Legislatura, se curaron en salud y se auto-exhortaron a llegar a las sesiones y permanecer hasta su término y al tesorero para que en caso de incumplimiento les descuente el 10 por ciento de la dieta correspondiente.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.