Acusa represalias de arzobispo de Oaxaca por denunciar pederastia

*Llevará el caso a la Santa Sede, además dijo estar abierto a un proceso canónico y civil para que se le sancione si ha faltado a la verdad

Maira Ricárdez/Foto: JLP

Oaxaca, Oax., 18 de noviembre de 2015.- El sacerdote Apolonio Merino Hernández, quien se presentó como el párroco que en la zona de Villa Alta Oaxaca, promovió la denuncia contra el padre católico Gerardo Silvestre (acusado del ultraje sexual de decenas de niños), exigió justicia para los niños indígenas victimas de pederastia, así como la restitución de los sacerdotes suspendidos como represalia del arzobispo de Oaxaca, José Luis Chávez Botello.

En conferencia de prensa, recordó que los hechos se registraron en 2009, cuando Gerardo Silvestre, quien fungía como sacerdote en  San Idelfonso, Santiago Camotlán y San Pablo Huitzo, al parecer abusó de 45 niños indígenas.

Además dijo que desde hace dos años Gerardo Silvestre se encuentra interno en el penal de Tlaxiaco, sin embargo, el Tribunal Superior de Justicia del Estado no le ha impuesto sentencia, lo que habla de una protección al pederasta por parte de la máxima autoridad católica en Oaxaca.

Merino Hernández señaló que el caso también lo conocieron todos los sacerdotes que conformaban el decanato Sierra Norte, entre ellos el diácono Ángel Noguera Nieto, suspendido de su cargo por el Arzobispado, quien ahora vive enfermo y sin ningún tipo de prestación por parte de la Iglesia.

El sacerdote, que también fue destituido, dijo que llevará una denuncia ante la Santa Sede, porque aseguró, ha sido víctima de violencia institucional, amenazas, intimidación, hostigamiento y acusaciones de que padece una enfermedad mental por parte del arzobispo, José Luis Chávez Botello.

Por lo anterior, señaló como responsable de cualquier daño que pueda sufrir su persona y su familia al arzobispo, Chávez Botello.

Por otras parte, reconoció como verdadera la acusación de que violó del celibato, dijo que sí padre de familia y asumió como muchos otros padres que desempeñan cargos directivos jurídicos y de representación actualmente en el Arzobispado de Oaxaca también las tienen, “si se ha de revisar este aspecto específicamente, la justicia deberá ser pareja”.

Insistió en que el sacerdote Silvestre, goza de la protección de Chávez Botello, porque no ha recibido sentencia pese a la acusación tan grave en su contra.

Apolonio Merino dijo que buscará una audiencia con el Papa Francisco en su próxima Visita a México para hacer de su conocimiento este caso.

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.