Autoridades llaman a priorizar salud pública en tema de mariguana

Notimex

México, 5 de febrero de 2016.- Rafael Camacho Solís, director general de Promoción a la Salud de la SSA, destacó que independientemente del estatus legal sobre la utilización de cannabis, una premisa básica es mantener siempre la visión de salud pública para tratar de disminuir el consumo.

Al participar en la mesa “Regulación del consumo en relación con el tratamiento de adicciones”, Camacho Solís dijo que “sería ilógico llegar con una posición de prohibición completa cuando la Suprema Corte de Justicia de la Nación la declaró inconstitucional por desproporcionada”, expresó.

En tanto, el director de Atención y Tratamiento de la Comisión Nacional contra las Adicciones (Conadic), Martín del Campo Sánchez, llamó a no trivializar las consecuencias negativas que causa el consumo de mariguana, pues se asocia a efectos psicóticos, psiquiátricos, impactos en el sistema nervioso central y aumento en el riesgo de accidentes de tránsito.

Refirió que ese estupefaciente es la sustancia más consumida entre estudiantes de quinto y sexto grado de primaria, de secundaria y bachillerato, y casi un millón 100 mil alumnas y alumnos ya la probaron, y 106 mil menores de entre 10 y 11 años.

En el acto, que forma parte de las audiencias públicas para las alternativas de la regulación de la mariguana, mencionó que en el último año los centros de atención para el tratamiento de las adicciones recibieron 19 mil casos por consumo de mariguana y en los últimos dos años se triplicaron los casos de adolescentes tratados por consumo de esta sustancia y 64 por ciento de la atención es por cannabis.

Consideró necesario revisar las cantidades permitidas de consumo personal, así como los efectos y consecuencias que tiene en la salud de quienes la consumen, además de modificar la ley aprobada en 2009, ya que consideró que no funciona.

A su vez, Maki Esther Ortiz Domínguez, presidenta de la Comisión de Salud del Senado, advirtió que las principales causas de mortalidad que afectan a la población tienen que ver con enfermedades crónico-degenerativas, que se originan a partir de estilos de vida inadecuada, combinada con factores genéticos y ambientales.

En ese sentido, comentó que el consumo en menores afecta su sistema nervioso central, respiratorio y cardiovascular, y su desarrollo cognitivo en aprendizaje, memoria y procesos de atención selectiva; además de incrementar el riesgo de lesiones relacionadas con el abuso, como accidentes y violencia.

Dijo que esta problemática obliga al Congreso de la Unión y las autoridades sanitarias incluir las herramientas necesarias en la Ley General de Salud para promover estrategias y políticas de prevención médica.

En tanto, María Elena Medina Mora, directora del Instituto Nacional de Psiquiatría Ramón de la Fuente Muñiz, consideró que es indispensable encontrar alternativas para disminuir los costos por el consumo de la droga, así como proteger a la población en condiciones de vulnerabilidad.

Comentó que los pilares para controlar el problema son la prevención, el tratamiento, la reducción del daño y el control de la oferta, pues la disponibilidad es lo que predice en mayor medida el consumo, pero está mediado por las características de la persona.

 

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.