Condicionan programas sociales a quienes abandonan catolicismo

Citlalli López

Oaxaca, Oax., 15 de febrero de 2016.- Oscar Moa, presidente de la asociación civil Libertad y Dignidad, que se dedica a la defensa de víctimas de intolerancia religiosa, denunció la utilización de los programas sociales de gobierno federal como instrumento de represalia a quienes abandonan la religión católica.

Tras precisar que en Oaxaca se tiene ubicados 29 casos de intolerancia religiosa presentados a lo largo del sexenio, el activista señaló que recientemente se ha documentado hechos en donde las personas que comienzan a congregarse en alguna iglesia protestante son dadas de baja en los padrones de prospera y procampo.

El argumento principal, dijo, es que se rehúsan a asumir cargos en las fiestas patronales y por ello de la noche a la mañana son borrados de los cargos de beneficiarios.

Acusó que por desinterés, la Sectretaría de Gobernación (Segob) no tiene conocimiento de ello y por tanto se sigue cometiendo arbitrariedades, aunque en la realidad, dijo, estos casos existen, en papel no se encuentran documentados asuntos religiosos de la Segob.

Las distintas formas de la intolerancia religiosa van desde la expulsión de niñas y niños de las escuelas de educación básica, quema de templos y baja en los programas sociales.

Algunas violaciones han sido denunciadas en las instancias oficiales y legales y otras más han quedado ocultas por el temor a mayores represalias en su contra.

En algunos casos se encuentran en proceso de negociación y en otros existe una confrontación directa.

Óscar Moa señaló que toda esta oleada de violencia está motivada por la pérdida de personas católicas. De ahí que consideró que la visita del papa Francisco a México tiene el objetivo de recuperar feligreses al catolicismo.

 

 

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.