Habitantes de Pinotepa reclaman seguridad, recuerdan a bebé asesinado

Patricia Briseño

Oaxaca, Oax.- 02 de febrero de 2016.- Decenas de habitantes de Pinotepa Nacional se reunieron la noche de ayer lunes en el parque municipal donde condenaron el incremento de la violencia e inseguridad en ésta municipalidad costeña.

Durante la protesta silenciosa se recordó a Marcos, un bebé de nueve meses de edad, alcanzado por los impactos de arma de fuego, cuando sus padres fueron atacados a balazos afuera de una tienda de conveniencia en el centro de Pinotepa Nacional.

Reunidos en el parque municipal,  de manera espontanea, los y las asistentes, formaron un corazón con las veladoras encendidas que llevaron al acto de desagravio.

“Sin consignas ni amagos a las autoridades municipales, estatales ni fuerzas federales, los costeños de Pinotepa Nacional reclamamos nuestro derecho al libre tránsito, seguridad y protección a nuestra familia y bienes”, comentó una ciudadana.

De acuerdo con el testimonio, la convivencia familiar en la municipalidad está fracturada debido al miedo imperante.

Denunció el incremento de homicidios, secuestros y extorsiones que trastocan la tranquilidad de los habitantes de la costa chica de Oaxaca.

Dijo desconocer las causas del suceso sangriento que cegó la vida del pequeño Marcos, pero, pidió empatía a las autoridades y medios de comunicación, al respetar la memoria del bebé, por encima de las actividades que presumiblemente realizaban sus padres.

LOS HECHOS:

Según las investigaciones de la Fiscalía General del Estado, la noche del viernes, Juan Alberto Pano Ramos de 24 años y Alba Isabel, de 17, fueron atacados a balazos junto con el supuesto jefe de narcomenudistas. 

Juan Alberto, corrió con su hijo –Marcos, de 9 meses–en brazos, acompañados por Alba, pero afuera de un minisúper fueron alcanzados a balazos.

El niño quedó en medio de sus padres, boca abajo. Sin vida.

La imagen del crimen del bebé indignó a los usuarios de redes sociales, y algunos lo compararon con  lo ocurrido en Siria,  en enero de 2015, cuando el cuerpo del niño, Aylan Kurdi,  de tres años, apareció luego de que la pequeña balsa de plástico naufragó en camino a Grecia; exponiendo la crisis migrante en Siria al resto del mundo.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.