Madres de víctimas de feminicidio denuncian exclusión de encuentro papal

MVS

México, 17 de febrero de 2016.- La Red Mesa de Mujeres de Ciudad Juárez, con más de 20 años acompañando a madres cuyas hijas se ha sumado a las más de dos mil víctimas de feminicidio en la franja fronteriza en los últimos 20 años, lamentan haber sido marginadas del encuentro con el papa Francisco en Chihuahua.

“Queremos pedirle al Papa Francisco que nombre el horror que se ha tenido en el país, que nombre a los sufrientes y que llame a los sacerdotes para que la cúpula de la Iglesia católica no se haga la desentendida ante el dolor”, comentó Imelda Marrufo de la Red Mesa de Mujeres.

Al excluir de los actos en Chihuahua a familiares de las víctimas de feminicidio y desaparición, “están eliminando la posibilidad de que el papa Francisco reciba el abrazo de las víctimas acá en Ciudad Juárez. No nos dejarán abrazarlo y ni nos dejarán tener un momento de alegría y de esperanza que él pudiera darnos a las familias que hemos sufrido día tras día”.

“El papa como mensajero de paz y de justicia, se perderá de poder ser abrazado por las víctimas, por este blindaje y este control que se ha hecho en su visita con el que se ha evitado toda posibilidad de que quienes más sufren en Juárez se puedan acercar al papa Francisco”, expresó Marrufo.

La Red Mesa de Mujeres advirtió que en el pasado 2015 se registraron 46 mujeres asesinadas en Ciudad Juárez y en este 2016 ya van nueve mujeres desaparecidas; “cada vez que demandamos atención jurídica o psicológica la respuesta es que no hay presupuesto para atender a las víctimas. Las condiciones se atención son pauperrimas en Chihuahua y las familias estamos nadando contra corriente porque atender y erradicar la violencia contra las mujeres se ha abandonado al último lugar”.

“Pese a que se quiere dar la imagen de una ciudad que se ha rescatado, esta es una ciudad lacerada por la violencia, la muerte y el dolor de las víctimas y sus familiares… Ciudad Juárez sigue abandonada”, insistió Marrufo.

Las mujeres, las adolescentes, las niñas y también los niños “no tenemos garantizadas condiciones de seguridad, hay una falsa paz. Ahí están más víctimas y más huérfanos de la violencia que no son atendidos (hay 14 mil niños sin atención) y en esta visita del papa las víctimas nuevamente han sido excluidas”, lamentó.

“Nos dijeron ‘vayan a las misas y a los actos’, pero no se puede entrar a ningún acto salvo que tengas boleto. El único contacto que hemos tenido ha sido con el padre Oscar Enríquez quien preside la organización Paso del Norte, él ha sido un sacerdote muy solidario con las familias de víctimas de feminicidio y nos dijo que tenía boletos para las vallas, para que estemos juntos en las vallas, pero nos va a ser muy difícil que el papa nos vea porque es una distancia de mil metros controlada por el Estado Mayor Presidencial y si no te registraste en la base de datos tampoco te van a dejar acceder”, explicó Marrufo.

“Hemos escuchado al papa Francisco repudiar la trata de personas, algo que se vive en Ciudad Juárez y en Chihuahua; en general tenemos empatía con su mensaje. Estamos convencidas de la encíclica del papa Francisco que nos pide ‘ver, pensar y actuar’; no pararemos de denunciar las violaciones a los derechos fundamentales de las personas; pero, aunque el Papa Francisco nos ha hecho un llamado sobre el perdón, nosotros decimos que no puede haber perdón si no hay justicia”, concluyó Marrufo.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.