Piden reincorporación de Cuba al sistema interamericano

Notimex

WASHINGTON. El restablecimiento de relaciones entre Estados Unidos y Cuba poco ha hecho para aliviar la represión de grupos defensores de derechos humanos, que ha sido intensificada por el estado cubano desde ese histórico anuncio, denunciaron aquí grupos de la sociedad civil.

“Lamentablemente la expectativa de que el estado cubano avanzará hacia el reconocimiento y respeto de todos los derechos humanos, aún no se ha cumplido”, dijo aquí Cristina Fetterhof, Oficial del Programa Legal para América Latina del Instituto Internacional sobre Raza, Igualdad y Derechos Humanos.

En una audiencia ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos  (CIDH),  sobre la situación de los defensores de derechos humanos en Cuba, Fetterhof dijo que según la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional, durante marzo se produjeron al menos mil 400 detenciones arbitrarias, casi 500 durante la visita de dos días del presidente Barack Obama.

Leticia Ramos, de la agrupación Damas de Blanco, denunció que durante 2015, autoridades cubanas realizaron dos mil 543 detenciones de miembros de la agrupación, acompañadas en muchos casos de agresiones a manos de grupos simpatizantes del gobierno o paramilitares.

“Dos horas antes de que el presidente Barack Obama abordara el avión que lo traería a Cuba, fuimos reprimidas en una manifestación pacífica”, dijo, recordando las detenciones llevadas a cabo por las autoridades cubanas en La Habana el 20 de marzo.

Las organizaciones denunciaron igualmente la represión y hostigamiento contra organizaciones periodísticas independientes, y las trabas que les impone el gobierno para poder obtener registro jurídico y con ello dar constancia legal de actividades.

Magali Morviz Otero, de la agrupación Hablemos Press, dijo que su agrupación ha documentado más de 30 mil arrestos en los pasados años, incluyendo de algunos de los miembros de su agrupación, que ha sido blanco de redadas por parte del Estado.

En su oportunidad, Bertha Soler, una de las fundadoras de las Damas de Blanco, dijo que contrario a la afirmación hecha por Raúl Castro durante una conferencia de prensa conjunta con Obama, en Cuba sí existen presos políticos.

“Nosotros hemos documentado 115 presos políticos”, dijo, reconociendo la dificultad que existe para precisar esta categoría debido a que el Estado cubano lo dificulta debido a los cargos que impone a activistas detenidos.

Los grupos pidieron a la CIDH que se pronuncie y denuncie la situación de vulnerabilidad e inseguridad que corren dentro de Cuba los defensores y defensoras de derechos humanos.

Ramos pidió igualmente a la comisión a que “invite al gobierno de Cuba a integrarse al sistema interamericano”, con la expectativa de que con ello Cuba pueda ser llamado a rendir cuentas ante organismos como la CIDH.

A pesar de que la suspensión impuesta en 1962 por la Organización de los Estados Americanos (OEA) fue levantada en 2009, el gobierno de la isla no ha dado muestra de reincorporarse a la organización y con ello al sistema interamericano, siendo hasta ahora el único ausente hemisférico.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.