El ‘Bronco’ no será sancionado por comentarios discriminatorios

Jaime Rodríguez Calderón, gobernador de Nuevo León/Foto: Periódico Supremo

MVS

CIUDAD DE MÉXICO. Las declaraciones del gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez, respecto a que las “a las niñas gordas nadie las quiere”, y que fueron consideradas discriminatorias por legisladores federales, no tendrán consecuencias ni podrán ser sancionadas por instancias como el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred).

Ese organismo notificó a la Cámara de Diputados que no tiene facultades legales para iniciar una queja contra el mandatario neoleonés, en tanto que el asunto por el que se le señala es competencia de la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Nuevo León.

Lo anterior, al responder a un punto de acuerdo aprobado en San Lázaro y en el que se solicitó al organismo defensor intervenir y establecer sanciones contra Rodríguez Calderón, que el pasado 13 de junio se refirió de manera despectiva hacia las niñas y las adolescentes embarazadas.

Conapred puntualizó que tiene capacidad de “conocer de presuntos actos, omisiones o prácticas sociales discriminatorias, atribuidas a particulares, personas físicas o morales, así como a servidoras públicas federales, y a los poderes públicos federales”, pero no puede intervenir en el caso del llamado Bronco.

Indicó a los congresistas federales que su petición fue turnada a la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Nuevo León, para que analice el caso y determine si puede actuar o no.

Indicó que una vez recibida la petición de la Cámara de Diputados, envió un oficio al gobernador Rodríguez, a fin de solicitarle implementar medidas cautelares, como el evitar hacer comentarios que atenten contra la dignidad de niñas, niños y adolescentes, mujeres embarazadas y personas de la diversidad sexual.

Esto, en cumplimiento de la Constitución y de tratados internacionales que establecen que los servidores públicos están obligados a promover, respetar, proteger y garantizar los derechos humanos de conformidad con los principios de universalidad, interdependencia, indivisibilidad y progresividad.

El Consejo añadió que en su momento, recomendó al polémico mandatario llevar a cabo las acciones conducentes, para informar a jóvenes y adolescentes sobre los riesgos  del embarazo a temprana edad, y sobre la importancia de prevenir tal problemática con apego a derechos humanos y conforme al enfoque de género.

De igual modo, se le conminó a impulsar políticas públicas para evitar la discriminación institucional y estructural, a partir de la reproducción de prejuicios y estereotipos negativos con respecto a las personas con sobrepeso u obesidad, las adolescentes y mujeres embarazadas y los integrantes de la diversidad sexual.

Al avalar el punto en cuestión, legisladoras del Partido Acción Nacional (PAN) y de otras fuerzas políticas consideraron que la conducta y las declaraciones del titular del Ejecutivo en Nuevo León, merecían una sanción, por tratarse de una violación a los derechos humanos.

 

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.