IEEPO, un año de la reingeniería

Patricia Briseño

OAXACA, Oax.- Hoy se cumple un año de que el gobierno estatal terminó con la relación de 23 años que mantuvo con la dirigencia de la Sección 22 del Sindicato Nacional de los Trabajadores de la Educación (SNTE), a la cual le arrebató las  facultades extraordinarias para intervenir en la política educativa pública y la designación de cargos de dirección y mandos medios en la estructura administrativa del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO).

El martes 21 de julio de 2015, alrededor de las ocho de la mañana, el gobernador Gabino Cué presentó el decreto que reformó el acuerdo que en 1992 dio origen a la transformación administrativa de un renovado organismo descentralizado de la administración pública estatal.

El anuncio fue en un salón cerrado a la prensa, en el complejo de oficinas de Ciudad Administrativa Benemérito de las Américas, donde Cué estuvo acompañado por Emilio Chuayffet y Rosario Robles, entonces titulares de las secretarías de Educación Pública y Desarrollo Social.

Su presencia reveló que se trataba de un acuerdo de alto nivel entre el gobierno federal y el de Oaxaca.

Cué expuso la nueva figura administrativa, garante de  la aplicación plena de los principios educativos consagrados en los artículos 3 y 73 de la Constitución, y para “darle cauce al proceso de implementación de la Reforma Educativa en la entidad”, a la cual se opone la Sección 22, adherida a la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE).

De hecho, la transformación del IEEPO fue interpretada como un golpe a la Sección 22.

La fecha de publicación del decreto coincidió con el Primer Lunes del Cerro, en el festejo de la Guelaguetza,  cuando la atención de la mayoría de las personas oaxaqueñas está centrada en el festejo regional.

En los hechos, el decreto quitó a la Sección 22 la facultad de nombrar y tener el control de  16 cargos de los 26 que había en el IEEPO.

Sirvió para purgar la nómina e identificar a profesoras y profesores “comisionados” o autorizados por el sindicato para realizar tareas ajenas a su perfil, y los regresó a dar clases.

Ese mismo día, Cué ratificó a Moisés Robles Cruz como director del nuevo IEEPO y lo reconoció como “el artífice de la reingeniería jurídico administrativa de la entidad”.

Una de las primeras ocupaciones del director fue la revisión del estatus de más de 300 personas trabajadoras basificadas que tenían doble trabajo y que sólo se presentaban a cobrar quincenalmente.

En la madrugada, cientos de elementos de las policías Federal y Estatal se apostaron afuera del IEEPO, a un costado de la carretera federal 190, Cristóbal Colón, al oriente de la capital, provistos de equipo antimotines, en previsión prede una ofensiva de la 22.

La prensa fue invitada con sigilo esa madrugada del 21 julio. Las personas oaxaqueñas se enteraron por la transmisión simultánea en radio y televisión, mientras el impacto se lo llevó la estructura de la gremial del magisterio disidente.

A la dirigencia de la  Sección 22 el anuncio le llegó de madrugada y en plena resaca tras un día de mezcal consumida sin control en medio de la celebración de la Guelaguetza Magisterial y Popular. Resaca de la que esa dirigencia no se ha recuperado.

REUNION-CON-EMILIO-CHUAYFFET-1

AUTOCRÍTICA 

Si bien es cierto que se incurrió en prácticas de corrupción y de charrismo en la estructura burocrática y de la dirigencia de la Sección 22, no se justifica “el golpe” a la lucha del magisterio oaxaqueño para “supuestamente transformar la educación”, aseguró Rogelio Vargas Garfias, líder histórico de la Unión de Trabajadores de la Educación.

Sostuvo que los gobiernos federal y estatal optaron por una medida equivocada, porque el cambio, dijo, “no llevará como añadidura el mejoramiento de la calidad de la educación”.

A un año del decreto con el cual el gobierno estatal recuperó la rectoría educativa, agregó: “No espero nada nuevo ni de la transformación del IEEPO ni de la Ley Estatal de Educación”.

“La razón es que no está acompañada de una propuesta educativa ni han mostrado interés de sentarse a discutir algún  proyecto con el magisterio”, consideró.

Sin embargo, aceptó que la dirigencia de la Sección 22 se apartó de sus causas de origen al asumir puestos en direcciones y jefaturas de los 11 niveles educativos en la antigua estructura del instituto.

“El movimiento magisterial empezó a caer en las prácticas que en la teoría se pretendía combatir y así volvió a sentar sus reales el amiguismo, el favoritismo y el compadrazgo”, señaló.

Reconoció que los funcionarios designados por la gremial en la estructura del IEEPO no entendieron la responsabilidad asumida de apartarse del charrismo y del aparato burocrático oficial.

Asimismo consideró también que  “el marchómetro” como principal requisito para cambios, ascensos y préstamos, entre otros beneficios para las y los docentes oaxauqeños, “fue sin duda una desviación” en el movimiento magisterial.

Destacó que el “marchómetro” desalentó el trabajo de muchas profesoras y profesores comprometidos con sus escuelas y con padres de familia.

“La participación sindical debió ser uno de cuatro o cinco requisitos conjugados para determinar quiénes eran estimulados o promovidos. Fue una de las cosas más reprobables e indignantes porque con un discurso revolucionario se brincaban los derechos de otros para privilegiar a amigos o compañeros de afinidad ideológica”, refirió.

No obstante, descartó la desaparición de la Sección 22: “No vamos a permitir que el gobierno nos vea despedazados, de ninguna manera. Vamos a renovar al Comité Ejecutivo Seccional, el próximo mes de octubre, cerraremos filas porque no estamos derrotados y de forma interna solucionaremos nuestros problemas”.

REINVENTARSE

La Sección 22 no puede eludir su responsabilidad en la “descomposición de los funcionarios” que nombraba en el IEEPO, aseguró a su vez el exsecretario general de gremial, Luis Fernando Canseco Girón.

“La estructura burocrática, de la Sección 22, lo convirtió en un órgano ineficiente y corrupto”, asentó.

También, demandó a la dirigencia y las bases no caer en la provocación de responder con acciones que conduzcan “a un escenario de violencia” que ponga en riesgo la integridad de las bases y del pueblo.

“La Sección 22, se reinventará y va a superar esta prueba en sus 35 años de lucha”, concluyó.

DEL NO AL SÍ

“La transformación de la institución es una realidad, hemos pasado del tiempo de los no hay clases, no a evaluaciones a docentes, no a la rendición de cuentas, a los sí”, dijo por su parte el ahora exdirector del IEEPO, Moisés Robles.

“Sí a la evaluación con más de tres mil docentes que presentaron sus evidencias y evaluaciones; sí a las clases empezando por primera vez en tiempo y forma el calendario escolar y descontando más de 70 millones de pesos a aquellos docentes faltistas sin causa justificada”, añadió.

Destacó que la educación es una de las más altas responsabilidades públicas que competen no sólo a las autoridades y defendió la  transformación educativa, pero observó:  “No es anual ni  sexenal, sino generacional, por lo que no se debe defraudar la confianza ciudadana”.

El lunes pasado, Robles fue relevado al frente del IEEPO.

LA TRANSFORMACIÓN DEL IEEPO

IEEPO

IEEPO ANTERIOR 

*La Sección 22 controlaba la operatividad de la Educación en Oaxaca

*La estructura del IEEPO era definida  por la Sección 22 por razones políticas mediante elecciones.

*La definición de  directivos de mandos medios era por simpatía, no por perfil profesional.

*Ocho de cada diez mandos medios  de la estructura del IEEPO eran impuestos por la Sección 22 , esto es “eran juez y parte”.

*Personal administrativo de confianza tenía claves docentes hasta con más de 40 horas clase ( tiempo completo)  “cobraban como profesores haciendo trabajos de oficina”.

*Personal de confianza aprovechaba su posición para obtener claves y plazas docentes, cobrando sin estar y frente a grupo “les quitaban maestros a las escuelas”.

*Los niveles educativos en poder de la Sección 22 otorgaban espacio nuevos para maestros y maestras sin avisar a la autoridad y sin presupuesto para ello más tarde obligaban a contratarlos mediante chantajes políticos. “Por improvisación se acrecentaba el déficit financiero”.

*La Sección 22 impedía las auditorias financieras de los gobierno estatal y federal, se escudaban en su fortaleza sindical  y evadían a los órganos auditores.

*No existían  mecanismo operativamente  viables para descontar o sancionar las faltas. “Todos cobraban siempre, aunque no fueran a trabajar”

*La Sección 22 conseguía el cambio de funcionarios nombrados por la Dirección General del IEEPO. Lo anterior mediante mecanismos de presión, nominación, pronunciamientos o toma de oficinas.

*Los cambios de adscripción se daban discrecionalmente por parte de la Sección 22 a cambio de favores políticos, económicos o sexuales. “ Se necesitaba la aprobación de al menos dos delegaciones  sindicales sin tomar en cuenta nunca a la parte oficial”.

*Todos los trámites administrativos y docentes en los que tenía injerencia la Sección 22 (registros, certificaciones, procesos de titulación, solicitudes de materiales, becas) generaban incentivos para la corrupción. “Con dinero los tramites se hacían y se agilizaban”.

*El ingreso, promoción, permanencia en el magisterio estaban sujetos a la participación en marchas, bloqueos y plantones. “ Los beneficios laborales se conseguían en las calles. La base sindical lo conocía como marchómetro”.

IEEPO ACTUAL

*El Estado retoma la rectoría operativa del Instituto y definirá el rumbo de la educación en Oaxaca.

*La reestructuración del IEEPO contempla la reducción contempla la reducción y reorganicen de puestos de confianza con un carácter funcional y no político.

*El personal de mandos medios ya no pertenecerá a la Sección 22. El nombramiento de éstos, será facultad exclusivamente  de la autoridad educativa.

*El reglamento prevé que para desempeñar un cargo, u requisito  es no haber pertenecido a la Sección 22 en los últimos cinco años.

*El nuevo orden del Instituto facilitará la aplicación de la ley que impide estas prácticas. “Se acabará con estos abusos”.

*La contratación de nuevos docentes  se dará con base en la ley y la absoluta planeación  presupuestaría para garantizar los derechos de esas profesoras y profesores.

“La planeación evitará el crecimiento irracional de la nómina”.

*Con la reestructuración y el regreso de la autoridad educativa estatal a sus espacios directivos habrá descuentos para faltistas y rescisión de contratos para quien incumpla su función. “No  cobrará quien no trabaje”.

*La evaluación de desempeño y nombramientos de los funcionarios, directivos del IEEPO será responsabilidad de la junta de gobierno del instituto.

*Los cambios de adscripción se otorgarán bajo procesos administrativos observados  en la ley y basados en las necesidades educativas.

*Los procesos administrativos serán regulados por la normatividad vigente y sin vinculación a la Sección 22.

*El ingreso, promoción y permanencia en el magisterio estarán sujetos a los procesos de evaluación definidos en la Ley. Los beneficios laborales se conseguirán en las aulas.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.