Nuevo plagio, ahora marca argentina copia prenda indígena

Maira Ricárdez

OAXACA, Oax. En la víspera de la celebración de la Guelaguetza, la fiesta folklórica y cultural más importante para el estado de Oaxaca y que cobra realce justamente a partir de sus costumbres y raíces propias representadas enteramente en la indumentaria típica de cada localidad, surge un nuevo plagio de una prenda  artesanal de los Valles Centrales de Oaxaca, la blusa típica de San Antonino Castillo Velasco.

Ahora es Rapsodia, una marca argentina  dedicada a la moda en indumentaria para mujeres, quien plagió la blusa artesanal típica de San Antonino dentro de su Colección invierno 2016-, colocándola en el mercado en $2,200 con el nombre Marion Missy; prenda que en Oaxaca llega a cotizarse hasta en 3,500 pesos por los meses de inversión en bordados, y más aún el deshilado manual que corona cada atuendo.

El presidente municipal de San Antonino Castillo Velasco, Ocotlán, Andrés Odilón Sánchez Gómez, aun sin conocer esta situación, informó que su cabildo está buscando más información sobre cómo hacer el registro de la prenda típica de su región, para evitar que personas abusivas pudieran plagiar el producto y hasta registrarla con derechos de autor, como sucedió con el caso de la diseñadora francesa Isabel Marant y la blusa de Tlahuitoltepec, Mixes.

la-marca-rapsodia-es-acusada-de-plagiar-el-diseno-2-10823-1468952851-0_dblbig

Ante el nuevo presunto plagio, promotores culturales crearon una petición en la página Change.org donde se presentan como un grupo de diseñadores y ciudadanos preocupados por mejorar las condiciones de vida de los artesanos de México, conscientes de que estas condiciones sólo pueden cambiar si trabajamos en torno a la igualdad de oportunidades y justicia en todas las áreas de nuestra sociedad.

 

Desde hace algunos años –dice textualmente la petición- hemos visto con preocupación cómo Rapsodia plagia diseños de iconografía y patrones tradicionales que son propiedad intelectual de pueblos indígenas, y sin el consentimiento de los pueblos, sin acuerdos de colaboración, sin remuneración ni reconocimiento, esta marca reproduce esta iconografía y patrones tradicionales en India u otros países en donde la mano de obra es injustamente barata.

Las malas prácticas de Rapsodia afectan directamente a los artesanos textiles de nuestro país, al hacerles una competencia sumamente desleal y abusiva en mercados nacionales e internacionales, por lo que les piden:

Que reconozcan y remuneren a la comunidad de San Antonino Castillo Velasco, Oaxaca, a la que plagiaron su blusa tradicional en su colección de invierno 2016 con el nombre de “Marion Missy”.

Y  que a partir de ahora produzcan esta pieza de indumentaria tradicional en dicha comunidad, pagando el precio justo por el trabajo de bordado de las mujeres zapotecas dueñas del bordado tradicional.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.