Analizan nuevas estrategias contra chikungunya y zika

Notimex

CIUDAD DE MÉXICO. Diversas instituciones nacionales e internacionales se reunieron para discutir nuevas estrategias por parte de las autoridades y centros de investigación para controlar la transmisión del dengue, chikungunya y zika.

En el marco de la edición 51 del Congreso Nacional de la Sociedad Mexicana de Entomología (SME), el subdirector de Vectores del Centro Nacional de Programas Preventivos y Control de Enfermedades (Cenaprece), Fabián Correa Morales, detalló un nuevo método para detectar los arbovirosis, que son las enfermedades transmitidas por los mosquitos.

“Empezamos a ver la entomología como un eje rector que nos permitiera identificar el comportamiento de los vectores y su densidad poblacional en las localidades de riesgo, en las que solamente se entraba con el uso de plaguicidas”, señaló el subdirector.

“Hoy trabajamos en un sistema de detección temprana que nos permita anticipar la transmisión del dengue, chikungunya y zika o de lo que venga, porque también tenemos la amenaza latente de la fiebre amarilla y otras arbovirosis”, explicó.

La estrategia se basa en el estudio del comportamiento de los mosquitos con el objetivo de prevenir los brotes de las enfermedades en la población, dijo el investigador de acuerdo con la Agencia Informativa del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

Los especialistas crearon sistemas de información que vinculan plataformas de vigilancia epidemiológica y entomológica en línea, recolección de mosquitos adultos para estudio y censos de densidad poblacional de vectores en las localidades identificadas como zonas de riesgo.

Los investigadores buscan conocer con estos datos las características del vector antes de que llegue a la población y así saber si traen alguna carga de virus y tomar medidas a tiempo que contengan algún contagio en humanos.

Una de las estrategias que se implementó fueron las ovitrampas, unos dispositivos hechos con botes de plástico de color negro de un litro de capacidad que contienen agua y se recubren con papeletas de pellón o papel filtro en el borde.

Las trampas se usaron para colectar huevos de vectores, realizar estudios sobre la población de mosquitos, analizar los riesgos entomológicos de transmisión y la medición del impacto de las fumigaciones.

“Se trata de un criadero artificial para medir la presencia del vector y su comportamiento. Colocamos un promedio de cuatro ovitrampas cada tres manzanas para abarcar el 15 por ciento de las localidades”, detalló Correa Morales.

“Semanalmente los entomólogos recolectan los huevos que se adhirieron a la papeleta con esta técnica, además de medir la densidad, podemos saber si fue efectiva la actividad de control a través de la nebulización espacial”, añadió.

El especialista mencionó que es importante la vigilancia entomológica para saber el comportamiento del vector en el día, pues en la Cuidad de México detectaron las dos clases de mosquitos implicados en la transmisión de dengue, chikungunya, zika y fiebre amarilla.

“Con este estudio de vigilancia entomológica ya ubicamos la presencia de Aedes aegypti en la Ciudad de México; se colectaron huevos en ovitrampas que instalamos en la Casa del Peregrino de la Basílica de Guadalupe, lo que nos dice que en algún momento del año el clima permitió la proliferación del vector”, afirmó.

“En la zona limítrofe entre la Ciudad de México y el Estado de México, Nezahualcóyotl, detectamos la presencia de Aedes albopictus en dos puntos de seis kilómetros, lo que nos muestra que ese vector está preparando terreno para proliferar de una manera importante y que se está adaptando a las condiciones climatológicas de esta zona metropolitana”, apuntó.

En la actualidad están instaladas 230 mil ovitrampas en todo el país, en 366 municipios y 712 localidades, a las cuales se les da una lectura semanal del comportamiento de los vectores para tomar decisiones oportunas.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.