México tiene una deuda con sus pueblos indígenas: CNDH

 

Rocío Flores

OAXACA, Oax. “México tiene un compromiso y una deuda con sus pueblos y comunidades indígenas, cuyo cumplimiento necesariamente pasa por el reconocimiento, protección y vigencia de sus derechos”, dijo este martes el ombudsman nacional, Luis Raúl González Pérez en el Día Internacional de los Pueblos Indígenas.

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) presentó  ayer martes la Recomendación General número 27 sobre el Derecho a la Consulta Previa, Libre, Informada de los Pueblos y Comunidades Indígenas de la República Mexicana, que propone la incorporación expresa de dicho derecho dentro del sistema jurídico mexicano, mediante la elaboración de leyes específicas, tanto a nivel federal como local.

La iniciativa dijo el ombudsman nacional, está sustentada en los estándares de protección tanto nacionales como internacionales.

“Hacer efectivo y vigente el derecho a la consulta previa, mediante un marco jurídico que dé sustento y certidumbre, nos acerca a esa nación pluricultural, contenida en el Artículo 2° Constitucional”, expuso.

González Pérez explicó que el derecho a la consulta previa es el más importante de los mecanismos para el respeto y protección de los derechos humanos de los pueblos indígenas, y constituye uno de los ejes que sustenta el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), cuyo contenido el Estado mexicano está obligado a cumplir.

Carácter vinculante

La consulta no puede ser vista como una mera formalidad o un requisito procedimental, la consulta debe cumplir con cuando menos cinco características para satisfacer el objetivo que persigue y es que sea previa, libre, informada, de buena fe y culturalmente adecuada, abundó.

“Un proceso que no cumpla con estas características implica por sí mismo una violación a los derechos humanos de las personas y de los pueblos y comunidades indígenas”

El presidente de la CNDH subrayó que para el organismo es fundamental y deseable que la consulta tenga “progresivamente” un carácter vinculante.

La consulta, es una herramienta que busca garantizar el respeto de los derechos de pueblos indígenas, al propiciar su participación y la toma de decisiones en el contexto social del cual forman parte, de manera que puedan preservar su identidad cultural y alcanzar un verdadero desarrollo sustentable.

“Las autoridades –señaló González Pérez—, — no pueden sustraerse unilateralmente de los acuerdos pactados como resultado del proceso de consulta”.

Sobre los proyectos

Asimismo, recordó que los proyectos que sean sometidos a consulta por parte de las autoridades deben ser realizados como resultado del proceso de consulta y no de manera previa a la misma, con el propósito de asegurar que la realización de los proyectos estatales sólo pueda ser viable una vez que se ha cumplido con la consulta y atendiendo al resultado de ella.

Datos

La Recomendación General 27 tiene su origen en distintos casos recibidos por la CNDH en los que se identificó  que las autoridades, mediante prácticas que deben evitarse, vulneran el carácter previo y libre de la consulta.

En Oaxaca algunas de estas consultas han sido calificadas por integrantes de organizaciones no gubernamentales  como “amañadas”.

Recientemente (la semana pasada) pobladores de Valles Centrales denunciaron que autoridades federales vulneran la consulta que se desarrolla en sus pueblos para revertir la veda del uso del agua, y acusaron complicidad con la CFE.

La iniciativa de Ley Indígena para Oaxaca continúa sin aprobarse desde el 21 de marzo de 2014, a pesar de estar casi lista para el dictamen final.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.